Málaga registra la menor creación de empresas de la última década

  • En 2008 se constituyeron 4.474 sociedades mercantiles, un 27,4% menos que en el año anterior · La crisis está causando estragos, pero la provincia aún lidera este apartado en Andalucía

Un vaso medio lleno o medio vacío. Si se es de naturaleza pesimista, el dato es claro. En Málaga se constituyeron el año pasado 4.474 sociedades mercantiles, lo que representó una caída del 27,4% respecto a 2007 y el número más bajo de la última década, ya que en 1998 se contabilizaron 4.313 nuevas empresas, según los datos hechos públicos ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Si usted es de los optimistas, debe saber que, por una parte, en Málaga, pese a la fuerte crisis económica y financiera que nos asuela, se crearon miles de empresas el año pasado y que, en segundo lugar, la provincia mantiene el liderazgo andaluz en la constitución de nuevas sociedades mercantiles. Dicho de otro modo, Málaga, pese a todo, sigue siendo el motor económico regional, acaparando el 28,5% de las nuevas firmas creadas en la comunidad autónoma.

Los empresarios suscribieron un capital de 190,2 millones de euros el año pasado para constituir esas más de cuatro mil nuevas compañías. Fueron 140,9 millones de euros menos que en 2007, un descenso del 42,5%, lo que viene a reflejar, de un lado, que la capacidad económica de los empresarios locales no es ahora tan boyante, y que la mayoría de las empresas que se crean son de escaso tamaño, siguiendo la tónica habitual de esta provincia en la que el 95% de las compañías son pymes. Por ejemplo, en Sevilla se constituyeron el año pasado menos empresas que en Málaga (4.041) pero para ello invirtieron 290 millones de euros, por lo que esas firmas en Sevilla tienen mayor poder económico.

Otro aspecto a tener en cuenta es el de las sociedades disueltas. Al contrario de lo que pudiera pensarse, en 2008 se destruyeron menos empresas que en 2007. En concreto, un 21,9% menos, hasta contabilizar un total de 812. No obstante, tampoco era normal que en 2007 se disolvieran 1.040 empresas, casi la mitad que la suma de todas las compañías disueltas entre 2002 y 2006 en la provincia.

Javier González de Lara, vicepresidente de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM), apuntó ayer a este diario que esa disminución en la creación de empresas en Málaga "es el reflejo aritmético de una importante paralización de la actividad". González de Lara señaló que la constitución de una sociedad "es el germen de un proyecto, por lo que esa caída sustancial denota la trascendencia de la actual situación económica". En su opinión, "la gente lo que está pensando ahora es en mantener su negocio y el empleo que puedan, por lo que se está siendo más prudente a la hora de incorporar capital y hacer nuevas iniciativas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios