Málaga registró temperaturas un grado superior a la media en 2007

  • El año pasado fue el quinto más cálido de la historia de la capital, pero lo curioso es que las máximas no superaron los 40 grados ningún día · Las lluvias fueron un tercio inferiores a lo normal

Comentarios 1

Los meteorólogos ya advertían de que 2007 cerraría como uno de los más cálidos de la historia de Málaga y no se equivocaron. La temperatura media se situó casi un grado por encima del promedio normal, lo que convierte al pasado año en el quinto más caluroso desde que existen registros estadísticos. Y eso a pesar de que los termómetros no pasaron ni un sólo día de los 40 grados.

Si la media térmica anual desde 1942 en la capital está en los 18,2 grados, el año pasado terminó con un promedio de 19,1. Sólo fue superado por los años 2001 y 1995, ya que en 1955 y 2002 se alcanzó el mismo valor.

La explicación no es otra que el predominio que ejercieron los vientos de terral durante buena parte de la primavera y el verano. Mayo y junio fueron, según los datos del Centro Meteorológico de Málaga, los meses más cálidos de todo el año. Las temperaturas alcanzaron valores poco habituales para esa época del año, con máximas que llegaron hasta los 33 grados a principios de mayo.

El pasado mes de junio también pasará a los anales de la historia por superar durante ocho días consecutivos los 30 grados de temperatura máxima. El responsable fue nuevamente el viento de terral, un hecho poco frecuente y que sólo fue un preludio de lo que sería el verano.

Lo curioso es que a pesar de que fue un año muy cálido, ningún día se llegó a superar la barrera de los 40 grados, ni de lejos. De hecho, la temperatura más alta registrada en todo el año fue la del 4 de julio, cuando se alcanzó una máxima de 38, 8 grados.

Pero el terral no sólo fue el protagonista del verano. En diciembre, por ejemplo, durante una semana entera predominó este viento que hizo que las temperaturas se mantuvieran por encima de los 20 grados a pocos días de empezar el invierno.

El resto de la provincia tampoco se libró del calor el año pasado, aunque en su conjunto las temperaturas medias sólo estuvieron medio grado por encima de lo normal. La única excepción es la del Valle del Guadalhorce, donde los termómetros alcanzaron valores entre un grado y un grado y medio superiores a lo habitual. Un hecho que el Centro Meteorológico calificó como "una anomalía" si se compara con el resto de Andalucía.

Enero y abril fueron, por el contrario, los meses más fríos de todo el año. A pesar de que 2007 ya empezó con más calor del habitual, una ola de frío -la primera y única de todo el año- provocó un notable descenso térmico a finales de enero que dejó cubierto de nieve el interior de la provincia.

El año pasado también será recordado por ser uno los más secos que se recuerdan. La tendencia que se repite desde 2005 por la escasez de precipitaciones se volvió a repetir en 2007, cuando llovió un 30 por ciento menos de la media de las últimas tres décadas.

Octubre y noviembre fueron especialmente secos si se tiene en cuenta que son los meses en los que se recoge el mayor volumen pluviométrico en un año normal.

Según los datos de Málaga capital, el 2007 fue el decimoquinto año más seco de la historia. Sólo abril y septiembre se salvan gracias a las tormentas que se sucedieron esos días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios