Málaga sumó casi un parado más al día durante el mes de febrero

  • El mercado laboral superó el segundo mes del año con buena nota porque cayó el desempleo en tres de los cuatro sectores y creció el número de afiliados a la Seguridad Social

Un hombre trabaja en una fábrica malagueña. Un hombre trabaja en una fábrica malagueña.

Un hombre trabaja en una fábrica malagueña. / javier albiñana

El mes de febrero suele ser extraño para el mercado laboral en la provincia de Málaga. Unos años sube el desempleo de forma abrumadora y otros desciende. Hay varios factores que influyen, siendo uno de los más destacados la cercanía de la Semana Santa. Si cae en marzo se hacen más contratos en febrero para cubrir los puestos necesarios y si cae en abril se trasladan a marzo esas contrataciones. En este 2018 hay casi un híbrido porque la Semana Santa se celebrará la última semana de marzo e incluso el 1 de abril será el Domingo de Resurrección. En este sentido, el desempleo subió el mes pasado en la provincia, pero de forma meramente testimonial pues apenas se incrementó en 30 personas, casi un parado más al día teniendo en cuenta que febrero tiene 28 días. Málaga, por tanto, finalizó febrero con 159.812 personas apuntadas en las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo, un 0,02% más que en enero, según los datos oficiales publicados ayer por el Ministerio de Empleo. Málaga es la segunda provincia con más paro en Andalucía, tras Sevilla, pero hay que destacar que contabiliza 8.095 desempleados menos que hace un año.

Es raro que suba el paro cuando desciende en el sector servicios, que acapara la mayor parte de la economía de esta provincia. Y además también ha disminuido en la construcción y en la industria. En febrero se contabilizaron 1.065 desempleados menos en servicios y, sin embargo, hubo 30 parados más en total. Eso se ha debido a que ha habido un incremento notable de personas que se han apuntado al paro sin tener un empleo anterior. En febrero fueron 778 hasta contabilizar un total de 17.216. Ese fenómeno no tiene por qué ser negativo, al contrario, porque demuestra que hay personas que quieren trabajar por primera vez y creen que el mercado les puede proporcionar una opción. Cuando no hay dinamismo ni crecimiento ni siquiera se intenta. Por otra parte el mes pasado se elevó el desempleo en 458 personas en la agricultura, un sector muy estacional que suele estar sujeto a numerosos vaivenes.

El desempleo subió por ese aumento del colectivo sin un puesto de trabajo anterior y por un mes flojo agrícola, pero el hecho de que disminuyera en servicios o construcción da a entender que no fue un mes malo para la economía provincial. Ese hecho se demuestra además con el volumen de afiliados a la Seguridad Social, que se incrementó en febrero en 3.965 personas en la provincia, un 0,69%, hasta sumar un total de 577.343 ciudadanos dados de alta, de los cuales 463.605 están en el régimen general y 112.641 son autónomos. En el conjunto del año, Málaga aporta 27.353 afiliados más que en febrero de 2017.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios