El juez de Malaya censura la difusión del vídeo de la casa de Roca

Comentarios 0

El instructor del caso Malaya, Óscar Pérez, censuró ayer la difusión del vídeo de la casa de Juan Antonio Roca, ex gerente de Urbanismo de Marbella y considerado el cerebro de la trama de corrupción que investiga el sumario. A su juicio, las imágenes que mostraron, entre otras estancias, un cuarto de baño con un Miró colgado en la pared, "nunca" tendrían que haber salido porque atentan contra la intimidad del procesado. Eso sí, el juez precisó que este extremo "no vicia de nulidad" el registro del domicilio.

Pérez, titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella y al frente de Malaya desde la marcha de Miguel Ángel Torres a un juzgado de Granada, respondió así a los periodistas tras ofrecer una conferencia sobre la lucha contra la corrupción económica en las jornadas Informar en Justicia. "Está mal que se haya publicado y habría que ver quién es el responsable, pero eso no afecta al procedimiento", apuntó, y se refirió en los mismos términos a la publicación en los medios de comunicación de las escuchas telefónicas del sumario. "No se me ocurre que eso vicie el procedimiento", insistió.

El juez respondió amable y sin rodeos a las cuestiones planteadas por los periodistas, pese a que en un momento concreto de su exposición reconoció sentirse "impresionado" ante la presencia masiva de micrófonos por si comentaba "algo" que no debía. Las preguntas fueron de carácter general, aunque muchas de ellas provocadas por Malaya. Por ejemplo, ¿es necesario practicar una detención en todos los casos o se puede optar por citar en el juzgado? El juez explicó que el arresto está previsto en la Ley de Enjuiciamiento Criminal y que se opta por él cuando existen sospechas de que la persona puede no comparecer voluntariamente o es preciso controlar otra actuación paralela, como un registro.

¿Por qué Malaya se desarrolló en un momento determinado? Pérez dudó, dijo que los medios que existen ahora para actuar contra la corrupción son los mismos que los de hace diez años, aunque más desarrollados y concluyó que, en este caso, pudieron influir componentes de "azar, esfuerzo e intuición". Para Pérez, Miguel Ángel Torres "cumplió con su deber", porque se debe trabajar "en términos jurídicos", bien por una investigación o a raíz de una declaración. Y precisó que no se trata de una cuestión de valor. "El valor está para los toreros, se trata de saber o no saber".

Óscar Pérez, que abogó por la colaboración entre organismos, confió en que el macrocaso destapado en Marbella sirva para algo y en que la corrupción haya alcanzado su tope en la Costa del Sol: "Quiero pensar por mi salud mental que esto tiene un límite; seguro que no se va a acabar con todo, pero quiero pensar que entre todos contribuimos a depurar el sistema". "Para mí no ha disminuido la confianza en el poder político", concluyó.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios