Maniobra con 'maretón'

EMPLEANDO un coloquial marítimo malagueño muy habitual, podríamos decir que en la tarde del 6 de septiembre de 2005 había un poco de maretón, o lo que es lo mismo, que soplaba un vigoroso viento que comenzaba a agitar la mar.

Aquella misma mañana, llegaban a nuestra bahía un par de bulk carriers pertenecientes a una misma compañía y lo hacían en unas circunstancias nada habituales. El buque de bandera búlgara Kapitan Georgi Georgiev traía a remolque a su hermano de naviera y nacionalidad Koznitsa, el cual, arribaba a Málaga para intentar reparar una importante avería en su máquina.

Después de quedar fondeado, y mientras el buque que lo había traído seguía su camino, el Koznitsa permaneció a la espera para entrar en nuestro Puerto. Debía iniciar cuanto antes una reparación de emergencia que le permitiera navegar a otro lugar donde solucionar definitivamente su avería.

A primeras horas de la tarde, las condiciones meteorológicas empezaron a cambiar. Un desagradable maretón comenzó a hacerse patente,y la seguridad del fondeo del Koznitsa, sin máquina, recomendaba una rápida entrada a Puerto.

El Quihnce y el Diheciseis, dos de los remolcadores que por entonces operaban en Málaga, salieron a por el barco, iniciándose así una maniobra que debía dejar atracado a este averiado bulk carrier búlgaro de 172 metros de eslora y 16.502 toneladas de registro bruto en el muelle de levante.

Muy lentamente, y con las precauciones añadidas por el mal tiempo reinante y fundamentalmente por tratarse de un buque sin propulsión, nuestros potentes remolcadores completaron una maniobra difícil; una maniobra que volviendo al coloquial marítimo se realizó bajo un típico maretón malagueño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios