Marbella centra la mirada delas grandes cadenas hoteleras

  • La llegada del Hotel W o la reapertura del Don Miguel constatan el interés inversor dirigido al público de alto poder adquisitivo

Marbella centra la mirada de los grandes inversores y el incremento de su planta hotelera es ya una realidad. Los últimos proyectos anunciados como la construcción del hotel W Marbella Resort, un gran lujo cinco estrellas en la playa Real Zaragoza para el que el Grupo Platium Estates y Marriott Internacional tiene previsto invertir en torno a los 300 millones de euros o la reapertura del antiguo Hotel Don Miguel por parte del Grupo Magna Hotels bajo la gestión del Club Med y para el que se invertirán otros 60 millones de euros constatan el interés de los grandes grupos por impulsar nuevas iniciativas hoteleras destinadas al público de alto poder adquisitivo. A estos se suman otros cuatro nuevos proyectos hoteleros en el casco antiguo de la localidad para el que el grupo Rhône Property invertirá 15 millones de euros. El primero de ellos, ubicado en un edificio señorial en la calle Ancha, tiene previsto abrir sus puertas este verano.

Quien también ha fijado la vista en Marbella es el prestigioso chef nipón Nobu Matsuhisa, quien junto con el actor Robert de Niro el pasado mes de marzo abrió las puertas del hotel que lleva su mismo nombre dentro del hotel Puente Romano y que se suma a la larga lista de hoteles y apartamentos que serán una realidad en los próximos años. "Sigue habiendo un especial deseo por parte de los inversores extranjeros por invertir en el segmento hotelero, y además en Marbella los que vienen con esa intención desde luego lo que quieren es invertir en el segmento más elevado y de más alto standing", expresó el presidente de la Asociación de Empresarios y Profesionales CIT Marbella, Juan José González, quien agregó que "los nuevos hoteles que se abrirán en la ciudad traerán a turistas de mayor calidad".

En la misma línea se manifestó el presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), Luis Callejón, quien aseguró que "son datos muy positivos que se traducirán en más empleo y riqueza para la ciudad". "Entendemos que una ampliación en camas en establecimientos de cinco estrellas gran lujo es positivo para todos, se traducirá en un mayor gasto y por lo tanto va a repercutir en todo el entorno", añadió. No obstante, demandó a las administraciones "soluciones y facilidades" para aquellos inversores que quieran invertir en este tipo de productos, así como en nuevas infraestructuras de ocio complementarias a la oferta del sol y playa y mejores conexiones, como la llegada del cercanías a Marbella.

Por si fuera poco, las nuevas conexiones directas con el aeropuerto de Málaga por parte de grandes aerolíneas procedentes de países del Golfo parecen la combinación perfecta para la llegada de nuevos turistas de alto poder adquisitivo a la ciudad tras el repunte de los últimos años. "La calidad del turista en Marbella es elevada pero tenemos que seguir luchando para que se mantenga y se incremente", subrayó González.

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Comerciantes y Profesionales del Casco Antiguo de Marbella (Acoprocamar), Carola Herrero, aplaudió la iniciativa de los nuevos proyectos hoteleros en este punto del municipio porque "el turista de hotel que viene a Marbella es un turista que compra en el casco antiguo, come y disfruta de sus restaurantes", pero alertó sobre los riesgos de sobresaturación de turistas en el núcleo urbano, especialmente a raíz de la proliferación de los alojamientos turísticos. "Hay que distinguir entre hotel, que se convierte en un equipamiento social más del barrio, y las viviendas turísticas, que lo que hacen es expulsar al residente porque no tiene dónde vivir", indicó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios