Mariano Rajoy: "Juanma está aquí para quedarse, no para irse"

  • El presidente del Gobierno arropa a Moreno Bonilla en el primer gran mitin de la precampaña andaluza Se muestra convencido de que el PP recuperará "los tres años perdidos" en Andalucía

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la secretaria general del Partido Popular, Dolores de Cospedal, arroparon ayer al presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, como candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía en las elecciones del próximo 22 de marzo. Ambos encabezaron el elenco popular en el que fue el primer gran acto de precampaña, celebrado en Torremolinos ante unos 2.500 militantes.

Durante el mitin, Rajoy aseguró que el PP recuperará los "tres años perdidos" del gobierno andaluz, previendo su victoria en los comicios autonómicos y su ascenso al gobierno, con Moreno Bonilla a la cabeza. A este dirigente lo definió como el "garante de la estabilidad y del progreso, frente a otras alternativas que quieren devolver a España al oscuro pasado". El jefe Ejecutivo alabó las virtudes del candidato malagueño. "Tuve el placer de trabajar con él en Madrid, fue un magnífico secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad", añadió.

El también presidente del PP nacional no escatimó en elogios e insistió en que Moreno Bonilla "está preparado, tiene ganas de trabajar, es dialogante, un hombre moderado, un político reformista y un moderno, un presidente para todos los andaluces porque cree en Andalucía y en el extraordinario potencial que tiene Andalucía. Tenía un futuro brillante en Madrid, pero lo dejó todo por venir a Andalucía, otros me parecen que pretenden hacer lo contrario", remarcó.

En esta línea, aprovechó la ocasión para criticar la decisión de la presidenta andaluza, Susana Díaz, de adelantar el paso por las urnas en Andalucía, así como en Cataluña, y justificó la decisión en "intereses puramente electoralistas". "No han transcurrido tres años desde las últimas elecciones andaluzas, que por cierto ganó el Partido Popular. Griñán, después de pactar con Izquierda Unida, se fue, y llegó una tercera que no se había presentado a ninguna elección y que después de año y medio rompe el pacto y convoca elecciones, ese es el balance de lo que ha ocurrido en Andalucía a lo largo de estos últimos años", criticó. Llegados a este punto comentó que la decisión más acertada habría sido convocar las elecciones el mismo día que los comicios municipales, "ahorrándonos a todos los españoles 14 millones de euros".

En referencia al candidato andaluz, subrayó que gobernará durante los próximos cuatro años. "Juanma está aquí para quedarse y no para irse, y eso es tomarse en serio a los andaluces y a los españoles", añadió. Un candidato del que añadió: "cuanto más lo veo, más convencido estoy de él", concluyó.

Al igual que muchos de los que le precedieron en el turno de la palabra, Rajoy reiteró que el Gobierno central ha ayudado a otras administraciones -incluida la andaluza- a pagar a los proveedores y financiar sus servicios públicos. "Hemos ayudado y volveríamos a hacerlo, para eso está la solidaridad entre españoles, para los momentos difíciles, no para los fáciles", expresó. Al tiempo, insistió en que Andalucía necesita un cambio de gobierno para que "todos" tiren "del carro" en "la misma dirección".

Finalmente, subrayó que todo lo que se ha logrado en estos años y "ahora que la economía vuelve a crecer y se empieza a crear empleo, no se puede diluir como un azucarillo, no nos podemos permitir hacer experimentos a costa de los españoles", expuso el dirigente popular en clara referencia al fenómeno de Podemos. "No podemos volver a las recetas que generaron la mayor crisis económica ni las ideas que fueron definitivamente liquidadas cuando cayó el muro de Berlín, ninguna de las dos opciones interesan a Andalucía ni a España", agregó.

El presidente del Gobierno insistió en la necesidad de continuar con las políticas reformistas. Si bien admitió que aún "queda mucho por hacer", también apostilló la idea de que "lo peor ha pasado". "Si no cambiamos el rumbo iremos a mejor", afirmó Rajoy, quien definió las políticas del PP como "serias" o "las que sirven" y "las que funcionan".

Por su parte, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, señaló que aunque "no era momento" de adelantar las elecciones de Andalucía, "sí es el momento" para que el PP devuelva "la ilusión" a esta región. Por ello, se mostró convencida de que su partido ganará los comicios. "En Andalucía hoy gobiernan los perdedores y así nos va", lamentó la dirigente popular, que, en cualquier caso, se mostró convencida de que el PP ganará los comicios del 22 de marzo y de que Juan Manuel Moreno Bonilla será el próximo presidente de la región.

Al acto acudieron, además, el alcalde de Torremolinos, Pedro Fernández Montes, junto a la secretaria general del PP-A, Dolores López, y los ocho cabezas de lista del PP en las capitales de provincia andaluzas: Carmen Crespo, por Almería; Antonio Sanz, por Cádiz; Rosario Alarcón, por Córdoba; Manuel Andrés González, por Huelva, Carlos Rojas, por Granada; Miguel Ángel García, por Jaén; Juan Bueno, por Sevilla, y Esperanza Oña, por Málaga. Cada uno de ellos habló sobre los incumplimientos de la Junta con la región autonómica en general y cada provincia en particular, desde políticas de empleo, educación y sanidad. A estos nombres se sumaron los de Francisco de la Torre, alcalde de Málaga, junto a otros regidores andaluces, y el vicesecretario de Política Local y Autonómica del PP y ex presidente del PP-A, Javier Arenas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios