Marzo deja tres veces más lluvia que la media histórica de la capital

  • El agua recogida hasta el día 24 es de 193,3 litros, frente a los 52 de media mensual de los registros históricos desde 1981

  • El mes ha sido ligeramente más frío de lo habitual

Imagen tomada este mes en el Paseo del Parque de Málaga. Imagen tomada este mes en el Paseo del Parque de Málaga.

Imagen tomada este mes en el Paseo del Parque de Málaga. / Javier albiñana

Marzo tiene fama de ser un mes inestable y algo caprichoso en cuanto a clima. El refranero popular da buena cuenta de sus cambios constantes en frases como "febrero es loco y marzo no poco" o "marzo, marceador: un día malo, otro peor". Este mes de marzo que acaba ha dado buena cuenta en Málaga de esos vaivenes con precipitaciones muy superiores a la media histórica después de meses muy secos y unas temperaturas algo más bajas debido a las nubes que han cubierto la mayor parte de los días.

La Agencia Estatal de Meteorología ha recogido hasta el día 24 un total de 193,3 litros por metro cuadrado en la estación de referencia del aeropuerto, una cifra que no variará significativamente al cierre del mes. Esta cantidad representa un aumento del 375% sobre la media de precipitaciones en la capital entre los años 1981 y 2010, que se sitúa en los 52 litros por metro cuadrado. Durante este viernes se han recogido las últimas precipitaciones del mes, aunque no han sido importantes.

Desde el 2004 se han registrado cinco episodios de fuertes lluvias en este periodo

Marzo no es tradicionalmente un periodo lluvioso en Málaga pero este del 2018 ha sido un mes "muy húmedo", como lo define el director de la Agencia Estatal de Meteorología en Málaga, José María Sánchez-Llaudé, gracias al paso de varias tormentas que han descargado en la provincia en las últimas semanas y que han dejado precipitaciones muy repartidas, aunque sin ocasionar daños. Además, el mes ha sido algo más frío con 0,3 grados menos de la media para este periodo, debido principalmente a que la nubosidad ha bajado las temperaturas máximas en este periodo.

Pero los fenómenos de lluvias fuertes en marzo no son tan inusuales. En los últimos 14 años se han registrado al menos cinco episodios tormentosos en la provincia, que han quedado como hitos relevantes en los archivos de la Agencia Estatal de Meteorología.

El 27 de marzo del 2004, el aeropuerto de Málaga registró precipitaciones máximas de 102 litros por metro cuadrado. Ese mismo día, una fuerte tormenta con granizo descargó 229 litros por metro cuadrado en Rincón de la Victoria, que provocó su declaración como zona catastrófica. Las lluvias no abandonaron la provincia aquel mes de marzo de hace 14 años y un día después cayeron 110,5 litros por metro cuadrado en Málaga con una intensidad máxima de 64,2 litros. El agua provocó el desbordamiento del río Guadalhorce, ocasionando inundaciones en los polígonos industriales de la capital colindantes con el río.

El 6 de marzo del 2010, el municipio de Casarabonela se vio afectado por el desbordamiento del río Manilva, sobre el que descargaron 216 litros de agua por metro cuadrado en una impresionante tormenta.

De nuevo, una nueva tormenta el 11 de marzo del 2011, descargó precipitaciones importantes en distintos puntos de la provincia, que llegaron hasta los 112 litros por metro cuadrado sobre Casarabonela y 136 litros en Cártama. De nuevo, dos años después, el 7 de ese mes, las fuertes precipitaciones dejaron 237 litros en el municipio de Cortes de la Frontera.

Las lluvias de marzo, que han llegado tras un fin de febrero también lluvioso, han sido las responsables de que este mes de abril se levanten las restricciones iniciadas en diciembre para los agricultores de la zona oriental de la provincia. Los pantanos ya tienen almacenadas suficientes reservas como para evitar las restricciones al menos durante el próximo año y permitirán que se aumente el caudal de agua destinado a los regadíos desde el embalse de La Viñuela.

Además, si continua lloviendo en las próximas semanas, se aliviará aún más la presión sobre el campo y los cultivos a partir del verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios