El Materno cierra 32 camas por una obra durante unas tres semanas

  • El centro sanitario dice que no se han reducido las plazas para las enfermas

El Sindicato de Enfermería (Satse) denunció ayer que el Materno ha "cerrado" 32 camas del área de maternidad destinada a las embarazadas de alto riesgo. Según Satse, esas plazas -ubicadas en la segunda planta- se utilizan desde la noche del jueves como dormitorio de los médicos de guardia.

El Hospital Carlos Haya, del que depende el Materno Infantil, desmintió la acusación al asegurar que era "totalmente falsa" y aclaró que no ha habido ningún cambio de uso de la segunda planta del edificio, sino una ocupación provisional debido a unas obras.

Sin embargo, el representante del sindicato en el complejo hospitalario, José María de la Rosa, insistió en que "se han perdido" esas 32 camas. "Es una decisión equivocada porque se merma la asistencia y se deriva el gasto público a un fin que no es asistencial", argumentó.

Esas plazas estaban cerradas desde junio para hacer unas obras de adecentamiento en la zona donde se ingresas a las mujeres que tienen complicaciones en su embarazo. Según De la Rosa, los trabajos no comenzaron hasta finales de agosto. "De modo que ese ala estuvo sin funcionar y sin obras durante dos meses", denunció. Finalmente, las mejoras se terminaron hace unos días y esa parte de la planta se abrió la noche del jueves al viernes.

"Esa zona lleva cuatro meses cerrada y cuando se abre no es como área de hospitalización, sino como dormitorio de los médicos de guardia y el capellán", protestó el representante sindical.

Según Satse, la enfermas de alto riesgo obstétrico se reparten ahora entre diferentes plantas. Para el sindicato, aunque "la excusa" sean las obras, la medida obedece en realidad a la falta de personal para cubrir las necesidades.

El hospital replicó que no se ha disminuido el número de camas asignadas a enfermas con problemas durante su embarazo y que éstas "ocuparán" finalmente las dependencias. Además, apuntó que no existen camas supletorias en las habitaciones -las llamadas camas X que se colocan cuando falta sitio para el ingreso de pacientes- y que en el área de observación ayer sobre las 14:00 la ocupación era del 16%.

La gerencia contestaba así al sindicato que unas horas antes había denunciado que las condiciones de la espera en el área de observación eran "infrahumanas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios