Medel dice que los bancos "necesitan engordar" su cartera de créditos

  • El presidente de Unicaja asegura que las entidades tienen una "actitud distinta" a la de hace un año

El presidente de Unicaja, Braulio Medel, dio ayer algo de esperanza a los empresarios que denuncian la cerrazón de los bancos a dar créditos, aunque estimó que la apertura del grifo será lenta. "Las entidades financieras estamos necesitando engordar nuestra cartera de crédito porque ese es nuestro negocio y estamos con una actitud distinta a la que teníamos hace un año o dos", señaló Medel durante la inauguración de una jornada empresarial organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), que también preside en la zona sur.

El máximo dirigente de la principal entidad financiera andaluza explicó que "el primer objetivo es detener la caída de los créditos y estamos en vísperas de esa situación" y, si bien consideró que la economía "mejora algo", ese fenómeno no se trasladará de forma directa a la concesión de créditos "porque vamos con seis meses de retraso sobre los indicadores". Medel fue especialmente crítico con la evolución de la construcción en estos años y advirtió de que los créditos deben ir a actividades de valor añadido "y no a aquellas que están estancadas porque sería echar más dinero a un pozo sin fondo y escasa rentabilidad". Aún así, prevé que este sector "tendrá un futuro inmediato menos duro" en cuanto a financiación.

Nadie fuera del sector financiero entiende las dificultades que están poniendo los bancos a la hora de dar créditos, máxime cuando el tipo de interés del BCE está al 0,25%. Medel reconoció que la oferta ha bajado y lo justificó en varios aspectos. En primer lugar, explicó que "la morosidad no deja de subir mes a mes y seguirá haciéndolo". El segundo motivo, en su opinión, son los continuos cambios de regulación del sector financiero. "En España llevamos tres años sometidos a un examen permanente y unas exigencias crecientes. A toda la banca europea nos van a examinar a 31 de diciembre y a partir de enero nos exigirán más capital y mejor liquidez. Todos intentamos aumentar la ratio aumentando el capital y disminuyendo la actividad financiera y eso está influyendo mucho", expresó, a la vez que lamentó que "todas esas garantías se podían haber pensado hace cinco años". La tercera causa es la reestructuración del sector. "Se están cerrando oficinas bancarias, las entidades nacionalizadas han cambiado su pauta de forma drástica y la banca extranjera se ha ido de España por lo que estos huecos no son fáciles de llenar por los que quedamos", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios