El fiscal de Medio Ambiente alerta del colapso de la Fiscalía por falta de personal

  • Juan Calvo reconoce que la elaboración de la memoria estadística agregará cuatro meses de retraso a la tramitación de las diligencias de investigación porque el área sólo cuenta con dos funcionarios sin exclusividad

1-3

La falta de medios en la Administración de Justicia también ha conducido al colapso a la Fiscalía de Málaga. El Ministerio Fiscal cuenta en la actualidad con el mismo equipo humano que existía en los años 90, a pesar de que el volumen de trabajo ha crecido de forma exponencial y esta institución ha cobrado un inusitado protagonismo en los procedimientos judiciales.

Así, la memoria correspondiente a 1996 sólo recogía seis investigaciones de oficio realizadas durante aquel ejercicio. En la actualidad estas diligencias iniciadas a iniciativa del fiscal superan las 1.500. Además, se han creado cerca de una docena de especialidades que tampoco han ido acompañadas de más funcionarios.

El coordinador de la sección de Medio Ambiente de la Fiscalía de Málaga, Juan Calvo Rubio, que incoa anualmente en torno a 400 diligencias de investigación y es una de las áreas que más sufre las carencias, ha criticado la severa falta de recursos de este órgano. La plantilla de la Fiscalía está compuesta por 15 funcionarios que son los que se encargan de la tramitación administrativa que genera el trabajo del cerca de medio centenar de fiscales de la capital. La ratio es "de tres fiscales por cada funcionario", una situación que provoca un retraso crónico en la tramitación de los asuntos todo el año y lleva "al colapso".

Así, las denuncias por delitos contra el medio ambiente y la ordenación del territorio que el fiscal Calvo Rubio acordó en el mes de diciembre están saliendo ahora de la Fiscalía camino de los juzgados, o sea dos meses después.

Esta sección cuenta con tres fiscales pero sólo dispone de dos funcionarios y no en exclusiva. Estos dos trabajadores deben compatibilizar la tramitación de las diligencias previas y de investigación del área de medio ambiente con otras tareas judiciales. Este déficit se ha visto en las últimas semanas agravado por la baja médica que han cursado tres de los 15 funcionarios, "puesto que las bajas sólo se cubren transcurrido un mes y, dado que no hay bolsa de interinos de Justicia se contrata a desempleados procedentes del SAE que desconocen el trabajo judicial".

El embotellamiento, además, se agrava con la realización de tareas extraordinarias como la memoria estadística que agrega otros tres o cuatro meses a la demora, con el riesgo de que las diligencias de investigación, que se deben gestionar en un máximo de seis meses, "se resuelvan fuera de plazo".

La falta de personal se alía con "un sistema informático que no funciona como debiera porque no es bueno y es difícil introducir los datos con tan poco personal". Durante este tiempo la estrategia laboral es de supervivencia, tratando de darle prioridad a los asuntos urgentes para que no se produzcan prescripciones "ni situaciones irreversibles".

Calvo Rubio resalta que estas deficiencias que sufre en su área son generales en el conjunto de la Fiscalía y, en este sentido, señala cómo las secciones de nueva creación de Fuengirola y Vélez, dotadas con cuatro fiscales, sólo cuentan con dos funcionarios cada una, que han sido contratados como personal de refuerzo "por lo que sus nombramientos se deben renovar cada mes". "Además tenemos que apelar a la buena voluntad de estos trabajadores que son tramitadores, pero como no hay personal de auxilio ni en Vélez ni en Fuengirola también deben ocuparse de labores de auxilio".

Para Calvo Rubio el problema existente en la Fiscalía y en el área que coordina es "endémico" en toda la Administración de Justicia. En este sentido advierte su preocupación por "la ejecución de las sentencias que es la gran olvidada. Los jueces ponen sentencias, pero después no hay recursos" para hacerlas cumplir, mientras que los juicios rápidos que nacieron para desatascar los juzgados con la intención de que las vistas orales se celebraran en 15 días se están señalando en estos días para dentro de seis meses.

El coordinador de Medio Ambiente de la Fiscalía confía en que la futura oficina judicial contribuya a "aliviar el colapso general" de la Administración de Justicia y aunque no duda de la "buena voluntad" con la que se ponen en marcha medidas de refuerzo, cree que la solución definitiva será una reforma profunda del sistema judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios