El Metro no quiere hacer ruido

El Metro de Málaga realiza durante esta semana y a lo largo de la primera de marzo tareas de mantenimiento en las vías que tienen por objeto "reducir los posibles ruidos que se puedan originar en el futuro, derivados del normal funcionamiento de la infraestructura". Para ello, según la información remitida por la concesionaria del suburbano a una de las comunidades de propietarios localizada en las proximidades del trazado en superficie, durante los primeros días del mes que viene se va a proceder a materializar "trabajos de amolado de la vía".

Desde la empresa aclararon que esta maniobra no está relacionada con las numerosas quejas que en las semanas previas a la puesta en servicio del ferrocarril urbano emitieron los vecinos de la urbanización Forum, localizada en el barrio de El Cónsul. Al respecto, fuentes de Metro Málaga insistieron en que las mediciones realizadas en su momento ofrecieron datos razonables en cuanto a los niveles acústicos. Y precisaron que este amolado no sólo afecta al tramo a ras de calle, sino que se extiende al recorrido bajo tierra.

El escrito enviado a la administración de fincas Ferber, responsable de la gestión de la comunidad Fórum, indica que la previsión es que estas tareas puedan realizarse en la noche del 3 al 4 de marzo en la zona más próxima a estas viviendas. En el documento, que tiene fecha del pasado día 25, la firma explica que para la realización de estas actuaciones se utilizará "una unidad de tren con dispositivos de fresas que permiten el esmerilado del carril con el objeto de eliminar las posibles irregularidades existentes en el mismo". Al tiempo, aclaran que la mencionad unidad dispone de los sistemas de aspiración adecuados para eliminar el polvo derivado de estos trabajos.

De acuerdo con la planificación de Metro Málaga, estas acción se realizará en horario nocturno. La razón no es otra que la ejecución de estos trabajos solo es posible una vez cierre el horario comercial del suburbano. Éste, de lunes a jueves, se alarga desde las 6:30 hasta las 23:00; los viernes y vísperas de festivos, entre las 6:30 y las 1:30; los sábados, de 7:00 a 1:30, y los domingos y festivos, de 7:00 a 23:00. El gerente de Ferber, Juan Francisco Fernández, expresó su insatisfacción con las medidas contempladas por Metro Málaga, considerando que la medida planteada "no será definitiva para eliminar el ruido; pensamos que no los va a mitigar". Incluso, aludió a una reciente reunión de la comunidad de vecinos en la que se acordó esperar a ver los resultados del amolado de las vías antes de plantear otras medidas. A juicio de Fernández, lo adecuado era haber instalado pantallas acústicas para haber evitado este problema.

Frente a estos argumentos, la Administración autonómica siempre ha defendido que en los estudios previos a las obras del suburbano se tuvieron en cuenta las medidas necesarias para solventar el posible impacto acústico y afirmaron que el nivel de ruido del paso de los trenes en superficie era notablemente inferior al del tráfico rodado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios