El Metro sufre un segundo accidente laboral en menos de un mes

  • Tres trabajadores heridos de distinta consideración al caerles una estructura de hierro en el tajo de la calle Eguiluz

El Metro de Málaga, proyecto que desde su inicio a mediados de 2006 ha sido protagonista en positivo por estar exento de accidentes laborales de consideración, lo es en las últimas semanas por todo lo contrario, ya que en menos de un mes son ya dos los siniestros registrados, aunque sin víctimas mortales. Si el pasado 29 de marzo eran tres los operarios que sufrían heridas de consideración (uno de ellos ingresó grave en el hospital) por un fallo en la bomba de hormigonado en la estación del Palacio de los Deportes, ayer fueron tres los obreros afectados por la caída de una estructura de hierro en un tajo de la calle Eguiluz, junto a las estaciones de trenes y autobuses.

El accidente tuvo lugar sobre las 12:30, según informó el director del proyecto, Enrique Salvo, quien explicó que todo ocurrió cuando los heridos estaban trabajando en la colocación de la ferralla para posteriormente proceder al hormigonado de la misma. "En ese momento la ferralla ha caído como una especie de dominó", explicó. Ante los hechos, se ha iniciado una investigación al objeto de determinar cuáles fueron las causas.

De acuerdo con los datos manejados, las heridas sufridas por los trabajadores no son de especial relevancia y ello a pesar de que uno quedó atrapado al caer el material de hierro. "Al final fue sacado por una máquina que levantó el material", añadió. Dos de los obreros fueron trasladados al hospital Carlos Haya y el otro, al Clínico, ambos en Málaga capital. Según información facilitada por fuentes hospitalarias, uno de los operarios, de 31 años, fue dado de alta poco  después de ingresar. Otro, de 27 años, estaba estable en observación de urgencias con traumatismo facial y costal, y un tercer trabajador, de 42 años, estaba estable y pendiente de evolución, tras haber sufrido fractura de tobillo.

Preguntado por los motivos de que en las últimas semanas los tajos del Metro hayan sufrido sendos percances de cierta importancia, el director del suburbano consideró que una razón puede ser el aumento considerable de trabajadores que en los últimos meses actúa en las zanjas. "Se le ha dicho a todo el mundo que extreme las medidas de seguridad porque ahora mismo puede haber del orden de 1.900 obreros trabajando de forma directa en la obra, a los que sumar otro millar de manera indirecta; esto, sumando a que se trata de una infraestructura compleja hace que crezcan las probabilidades de sufrir accidentes", expuso.

Al lugar de los hechos se trasladó a mediodía de ayer el responsable de Construcción del sindicato CCOO, Alfonso Galisteo, quien informó de que finalmente la afección sufrida por los trabajadores es menor de la que se podía pensar en un primer momento. En concreto, habló de magulladuras, alguna lesión en la tibia y en la cara. En cuanto a la acumulación de dos siniestros en menos de un mes, Galisteo mostró su preocupación al respecto. "Tenemos que hacer más hincapié en materia de prevención, porque en eso no podemos relajarnos nunca", añadió.   La Agencia de Obra Publica de la Junta de Andalucía y la empresa concesionaria Metro Málaga han iniciado una investigación para aclarar las causas que han provocado el accidente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios