El Metro supera ya, sin incluir el tramo del centro, el coste por el que se contrató

  • La inversión de la parte de las líneas 1 y 2 ya definida asciende a 373 millones, a los que habrá que sumar las instalaciones y el material móvil · El proyecto original contemplaba 342 millones para toda la red

Comentarios 5

Los números del Metro de Málaga superan ya con creces las previsiones con las que el proyecto se impulsó en el año 2004. Tras constatarse el desfase temporal que va a tener la puesta en funcionamiento de las líneas 1 y 2 del suburbano, que unirán La Malagueta con Teatinos, por un lado, y con el Martín Carpena, por el otro, y que deberían ser inauguradas este mes, ahora se pone de manifiesto que el coste de esta obra será muy superior a lo que inicialmente contempló la Junta de Andalucía, administración responsable del proyecto.

Algo que queda de manifiesto al analizar el actual escenario en el que se encuentra la mayor infraestructura en la historia reciente de la capital. Poniendo en detalle sólo los tramos que ya están en ejecución y aquellos otros cuyo impulso se espera para antes de verano, la cifra a la que asciende ya el presupuesto de la obra es de unos 372 millones de euros, cantidad que por sí sola supera sustancialmente los 342,8 millones que, según el contrato de adjudicación a la unión temporal de empresas encabezada por FCC, que data de julio de 2004, iba a suponer la fase de construcción de la infraestructura y superestructura, cifra a la que hubo que añadir 50 millones más fruto de ciertas modificaciones introducidas en la intervención.

Y ello sin sumar la aportación económica que será necesario realizar para desarrollar el último tramo del suburbano, Guadalmedina-Malagueta; sin incluir el coste de las instalaciones, comunicación y arquitectura de los dos ramales, que saldrán a concurso antes de verano, y el material móvil, es decir, los trenes, cuya estimación asciende a unos 60 millones.

Sin embargo, es necesario relativizar el punto en el que se encuentra el presupuesto en estos momentos. El mismo es resultado de la suma del coste de toda la obra que tiene el horizonte completamente despejado, es decir, del trazado de Carretera de Cádiz, cuya culminación se espera para finales de 2010 o principios de 2011; del tramo en superficie de la Universidad, y de la parte del ramal a Teatinos que se extiende entre la Avenida Doctor Domínguez y los Callejones del Perchel, pero no incluye el último de los tajos de la red del Metro, que coincide con la zona de mayor complejidad, que atraviesa la Alameda Principal y el Parque.

El montante final de este segmento del ferrocarril urbano quedará definido en el proyecto constructivo encargado por Ferrocarriles Andaluces a la consultora Typsa, en el que, además, se deberá precisar el plazo temporal de ejecución y el método a emplear para el desarrollo de la obra. No obstante, y aunque fuentes próximas a la actuación indicaron que el presupuesto del tramo bajará después de que la Junta optase por asumirlo y retirarlo de la competencia de la concesionaria original, muy probablemente será la parte con mayor envergadura económica.

A este detalle, sustancial para delimitar el coste definitivo de las líneas 1 y 2, hay que sumar el hecho de que la Administración autonómica, al objeto de ajustar al máximo las cifras, ha optado por diferenciar en cada uno de los tramos la fase de infraestructura, que es la que corresponde a la obra, de las instalaciones necesarias para el funcionamiento del Metro. Esta última saldrá a concurso, previsiblemente antes de verano, con un coste aún por determinar, pero que habrá que agregar a los antes mencionados 373 millones.

Tomando como referencia el estudio informativo del Metro estaríamos hablando de que las instalaciones y equipamientos, arquitectura, electricidad y señalización y comunicación de los dos ramales costarían unos 50 millones de euros. En cualquier caso, las fuentes consultadas defendieron la necesidad de readaptar los equipos inicialmente previstos en el proyecto porque muchos de ellos se han quedado obsoletos y algunos ni se fabrican ya.

De acuerdo con todos estos componentes, no parece descabellado pensar que el presupuesto final del Metro de Málaga podría rozar los 600 millones ya apuntados por este periódico el pasado 31 de diciembre de 2007.

60

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios