Microtatuajes contra el cáncer de mama

  • El Materno incorpora la técnica para la reconstrucción en mujeres a las que se les ha extirpado el pecho

  • Un centenar de pacientes al año se beneficiarán de la nueva prestación 

Presentación de la incorporación al Regional de la micro pigmentación mamaria. Presentación de la incorporación al Regional de la micro pigmentación mamaria.

Presentación de la incorporación al Regional de la micro pigmentación mamaria.

“No te das cuenta de cómo influye hasta que no te lo has hecho. El cambio al verte en el espejo es impresionante”. Miriam Galiana ha sido la primera mujer que se ha sometido en el Materno a un microtatuaje que permite reconstruir la areola y el pezón tras la extirpación de un pecho por un cáncer de mama. La técnica ha sido incorporada esta semana a la cartera de servicios del hospital y beneficiará a un centenar de pacientes al año.

Hasta ahora, las mujeres que perdían su mama por un proceso oncológico si querían esta micropigmentación para completar su proceso reconstructivo tenían que pagar entre 200 y 900 euros en un centro privado. La responsable de la Unidad de Mama, Marta Ribeiro, ha destacado que la nueva prestación de la sanidad pública no sólo supone un ahorro para las pacientes sino más garantías de seguridad porque se ofrece en un ámbito hospitalario. Además, ha resaltado que implica que “estamos logrando un nivel de curación” que permite abordar el proceso reconstructivo completo de la mama. La supervivencia en la actualidad tras este cáncer es del 87%.

La micropigmentación es más superficial que un tatuaje. Con anestesia local y mediante tonos marrones y rojizos, se redibuja la areola y el pezón de la paciente. Así su aspecto recupera la apariencia anterior a la extirpación del pecho. El delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, que ha asistido a la presentación de la técnica en el Materno, ha explicado que la técnica supone “un aumento de la autoestima y una mejora de la calidad de vida a través de la recuperación de su imagen corporal”.

Ribeiro también señalaba:“La aplicación de la técnica aporta beneficios terapéuticos para el bienestar físico y psicológico de la mujer mastectomizada, facilitando la mayor estabilidad emocional y permitiendo enfrentarse de forma más positiva a la enfermedad”.

Miriam se sometió a la micropigmentación el pasado miércoles. Ayer agradecía a la Asociación de Mujeres Mastectomizadas de Málaga (Asamma) que haya “peleado por nosotras” ante el SAS para que incluyera la técnica y a la Administración sanitaria por responder a esa reivindicación incorporándola.

Al año, la Unidad de Cirugía Plástica hace unas 400 reconstrucciones de pacientes con cáncer de mama. En unos 300 casos no se necesitará la reconstrucción de la areola y el pezón porque o bien se conservan a pesar de la intervención o la paciente no desea la técnica. El responsable de la Unidad, Jesús Torres, ha destacado que “se crea la prestación y se garantizan unos plazos concretos”. Aunque ha aclarado que siempre la prioridad es la salud de la paciente, ha indicado que la reconstrucción total –porque hay que hacerla por fases– se completa en un año.

La primera micropigmentación se realizó el miércoles en el Materno justamente en la víspera del Día contra el Cáncer de Mama –que se celebra hoy–. La presidenta de Asamma, Francisca Aguilar, ha mostrado su satisfacción porque el SAS haya incluido en su cartera de servicios una técnica porque la que la asociación ha luchado “año tras año”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios