Mil viviendas ilegales permanecen levantadas en zonas inundables

  • Alhaurín de la Torre, Alhaurín el Grande y Cártama concentran los expedientes

Comentarios 1

El problema de las viviendas construidas ilegalmente en el campo ha vuelto a ponerse de manifiesto en la comarca del valle del Guadalhorce tras las intensas lluvias caídas estas últimas semanas. Un importante número de ellas se emplazan en las riberas de los ríos y arroyos y en zonas inundables con el riesgo que ello supone para sus propietarios, que en algunos casos han tenido que ser desalojados de sus casas.

Ante esta situación el Observatorio Provincial de Sostenibilidad en Málaga, organismo dependiente del área de Medio Ambiente de la Diputación, ha realizado un estudio de los tres municipios de la comarca que son potencialmente inundables como son Alhaurín de la Torre, Alhaurín el Grande y Cártama. En estas localidades han contabilizado casi mil viviendas que están construidas ilegalmente en los márgenes de ríos y afluentes.

El diputado de Medio Ambiente, Miguel Esteban Martín, señaló que para realizar el estudio, mediante fotos aéreas, se ha tenido en cuenta la superficie de dominio público hidráulico, la de servidumbre que es de cinco metros a ambos lados del río y la zona denominada de "policía", que es de 100 metros en ambos márgenes. "En estos tres municipios la zona de protección por riesgo de inundación sería de 28 kilómetros cuadrados, una superficie que está ocupada en un 41% por construcciones", comentó Martín.

En este sentido indicó que en la zona de "policía", que es un espacio fluvial que necesita el río en momentos de crecidas, se han contado 403 edificaciones en Cártama, 380 en Alhaurín el Grande y 211 en Alhaurín de la Torre. "Esto es una prueba no sólo de la fuerte ocupación urbanística, sino también de la falta de responsabilidad por parte de los vecinos y de las instituciones a nivel local y autonómico que han mirado a otro lado durante los últimos 15 años", indicó el Diputado.

Martín recordó que la Ley de Ordenación Urbana de Andalucía (LOUA) está en vigor desde el año 2003 y otorga a las zonas inundables una especial protección, debido a que estos suelos sirven como área de recarga de los acuíferos. "La ley hay que cumplirla. Habrá que ver si alguna de esas viviendas se puede legalizar pero con el resto habrá que aplicar la normativa", agregó. Asimismo, desde la Diputación remitirán este estudio a la delegación de Medio Ambiente de la Junta para que conozca la situación y tome medidas, ya que es la Agencia Andaluza del Agua el organismo que tiene las competencias en esta materia. "La delegada Remedios Martel dijo que no había invasión en esta zona de policía cuando este estudio está poniendo en evidencia que sí la hay, aunque sólo hace falta recorrer el área para comprobarlo", afirmó el diputado.

Málaga se sitúa en el tercer puesto, por detrás de Granada y Almería, en cuanto a problemas de inundaciones y, concretamente, estos municipios son especialmente sensibles. Desde la Diputación se observa el mayor riesgo en el cauce del Guadalhorce a su paso por Cártama y Alhaurín de la Torre; en el río Fahala ; en el arroyo de los Prados y los arroyos de la Breña y de la Higuera en Alhaurín de la Torre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios