Miraflores de El Palo ya tiene agua pero no es apta para el consumo humano

  • Los operarios que trabajan sobre el pozo afectado ven complicado que el problema se pueda subsanar durante este miércoles

  • La Policía Nacional identificó a tres personas como presuntos responsables

El concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Raúl Jiménez, ha explicado este miércoles que desde Emasa se está colaborando con la entidad urbanística Miraflores de El Palo, donde en la noche del pasado lunes se detectó que salía espuma por los grifos de las viviendas. Actualmente, ya se está permitiendo el uso del agua para limpieza y otros consumos, pero no para el humano. El edil ha recordado que el producto químico vertido es un detergente. Así, se está llevando acabo una limpieza y se está dejando pasar el agua, que "es como se está haciendo esta tarea", apoyada por un producto químico para neutralizar la concentración de este producto en el pozo.

Según el concejal de Sostenibilidad, a lo largo de este miércoles se están realizando nuevas analíticas, que confían en que den los parámetros dentro de los autorizados y sea apta para el consumo humano. Jiménez ha detallado que se produjeron unos vertidos de un detergente de alta concentración a los pozos que suministra el agua a la entidad urbanística Miraflores de El Palo y desde esa noche "se realizaron actuaciones por parte de la entidad", pero "nos pidieron colaboración como empresa municipal".

El concejal ha incidido en que Emasa no gestiona el agua en esa urbanización, pero "sí que entendíamos que teníamos que colaborar todo lo que estuviera a nuestro alcance para poder paliar esa situación".

En este sentido, ha recordado que desde este pasado martes hay dos brigadas de Emasa colaborando con el equipo de fontaneros de la entidad y lo que se están llevando a cabo son tareas de alivio del agua almacenada y la limpieza de las canalizaciones de aljibe.

Un total de 800 familias de la barriada malagueña de Miraflores de El Palo han estado sin agua corriente en sus casas desde la noche del lunes porque tres personas, que ya han sido identificadas por la Policía Nacional, echaron un vertido no tóxico en el pozo del que se suministra a esa zona. Los operarios de la entidad de gestión del agua en la urbanización están trabajando en el pozo afectado y aseguran que desconocen cuándo el agua podrá ser apta para el consumo en las viviendas. Esperan que sea cuanto antes, aunque para la jornada de este miércoles lo ven complicado.

No ha habido intoxicados pues la Policía Nacional, según un comunicado de prensa enviado anoche, indicó que "según las primeras valoraciones sobre la sustancia vertida, se trata de un producto no tóxico, en concreto, un agente espumoso con ph0 utilizado en fiestas infantiles". La policía afirmó que la investigación apunta a que "la sustancia fue vertida por error en el pozo en el transcurso de la limpieza de un trastero". La entidad gestora del pozo estaba a la espera de conocer exactamente qué tipo de producto se vertió y en qué cantidad para proceder a su limpieza y restaurar el servicio. Tanto en la noche del lunes como ayer se tomaron varias muestras que fueron analizadas en el laboratorio de la Empresa Municipal de Aguas (Emasa) y en otro privado.

Cortan el agua en Miraflores de El Palo por un vertido no tóxico Cortan el agua en Miraflores de El Palo por un vertido no tóxico

Cortan el agua en Miraflores de El Palo por un vertido no tóxico

"Está claro que ha sido algo intencionado", destacaba antes de la versión policial Félix Benítez, presidente de la entidad urbanística Miraflores de El Palo -entidad encargada de la gestión del pozo-, quien subrayó que era la primera vez que les ha pasado algo así en los más de 30 años que llevan funcionando. Benítez detalló que solo se podía acceder al pozo a través de dos puertas metálicas con llave que no estaban forzadas, por lo que entendía que la persona o personas que realizaron ese vertido tenían esa llave. Eso, en principio, reducía la posibilidad a los trabajadores de la entidad urbanística -a los que Benítez descartó "totalmente porque no hay razones para ello"- y a otra serie de personas que entran por esa puerta para acceder a unos trasteros anexos. La policía ratificó que eran tres personas que accedieron a un trastero.

El pozo tiene una tapadera pero se están haciendo unas reparaciones y hay unas grietas en el tubo por el que se impulsa el agua, siendo por esas ranuras por donde se echó el líquido. En un contenedor de basura situado justo en la acera de enfrente se encontraron ayer numerosos botes con unas etiquetas que ponían Lauril Eter y Fluido Espumógeno. El primero es un detergente que hace espuma y que se usa habitualmente en productos de cosmética y el segundo un líquido que se suele utilizar en fiestas de la espuma diluido con agua. El olor que emanaba de esos botes era el mismo que se podía apreciar en el pozo. "Cuando tengamos toda la información veremos cómo podemos combatirlo y proceder a limpiar toda la red, aunque no sabemos cuánto tiempo necesitaremos", dijo Benítez.

Esta zona de la capital se abastece de un pozo privado desde hace décadas y es gestionada por una entidad urbanística en la que trabajan siete personas, de forma que los vecinos pagan sus recibos, pero no a Emasa. Benítez, presidente de la entidad urbanística, denunció ayer que "llevamos diciéndole desde 1992 al Ayuntamiento que no queremos gestionarlo nosotros, que somos una empresa de carácter involuntario y que queremos que pase a formar parte de la red de Emasa". "La ley dice que es la Administración Local la que tiene la competencia de suministrar agua a la población y el Ayuntamiento nos ha olvidado, algo que es un sin sentido y una irresponsabilidad porque hablamos de temas relacionados con la salud", prosiguió. Raúl Jiménez, concejal de Medio Ambiente, expuso por su parte que Emasa quiere acoger la gestión de este pozo privado pero que para hacerlo la entidad urbanística debe hacer frente al impago de miles de euros a Emasa en concepto de saneamiento y depuración. "Hasta que esa deuda no se actualice, la red no puede ser recepcionada por Emasa. Son las mismas condiciones que han tenido los vecinos de El Colmenarejo o El Candado, donde también había pozos privados y que ahora son gestionados por Emasa tras haber llegado a un acuerdo", expuso el concejal, quien añadió que "le hemos ofrecido muchas veces a la entidad urbanística de Miraflores de El Palo esa posibilidad y llevamos un año intensificando las relaciones, pero el problema es que la deuda es cada año mayor y el problema siempre irá a peor".

Al margen de la gestión del pozo, desde el Ayuntamiento se recalcó que la red abastecida por Emasa "funciona con toda garantía y normalidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios