Moneo pide reunirse con los grupos políticos para explicarles su proyecto

  • Lo propone en una carta remitida al alcalde el pasado miércoles En ella, según De la Torre, admite sorpresa ante lo ocurrido

El arquitecto Rafael Moneo, responsable del diseño del proyecto hotelero de Hoyo de Esparteros, quiere sentarse con los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Málaga y explicarles en detalle la iniciativa a la que pone su firma. Según desveló ayer el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, el urbanista le hizo llegar el pasado miércoles una carta en la que le expone su deseo de mantener estos encuentros, en un intento por aclarar posibles dudas en los representantes municipales que la pasada semana votaron a favor de proteger y mantener el edificio de La Mundial, que se ve afectado por la iniciativa hotelera, y por estudiar la viabilidad jurídica de anular el convenio urbanístico firmado por el Ayuntamiento con Promociones Braser.

El regidor, que destacó las buenas "formas y la corrección" en la que se expresa la misiva, señaló, no obstante, la sorpresa que ha causado en el arquitecto la reacción de estas formaciones políticas ante el proyecto. La previsión, en caso de ser aceptado el planteamiento por los grupos municipales, es que tales reuniones tengan lugar en el mes de septiembre. Cabe recordar que Moneo ya protagonizó una primera presentación del proyecto urbanístico diseñado para renovar el entorno de Hoyo de Esparteros a mediados del año 2012.

Sin embargo, el nivel de crítica a la iniciativa, que incluye la demolición de La Mundial y su reproducción en el interior de la parcela, como continente de oficinas, hay ido en aumento en los últimos meses. Las dudas que ahora se ciernen sobre la iniciativa, más allá de las cuestiones relativas a La Mundial, se amplían ante el incumplimiento de las obligaciones de pago que tiene Braser según el convenio urbanístico.

Casi cinco meses después de vencer el plazo marcado, la promotora sigue sin abonar los 4,8 millones fijados. Los responsables de la empresa estiman que estarán en condiciones de hacer frente a esta cuantía y a la inversión global del proyecto en octubre, una vez culminen los contactos que se mantienen con un grupo de Madrid, que podría disponer de fondos europeos para participar de forma directa en la iniciativa.

De otro lado, el equipo de gobierno del PP sigue a la espera de conocer las conclusiones de los informes jurídicos encargados sobre la viabilidad de resolver el convenio urbanístico con Braser. Esta línea de análisis coincide con lo que, por unanimidad, acordaron ayer en el Pleno los grupos municipales. Todos ellos avalan la opción de analizar esta vía, así como sus posibles consecuencias. Al ser preguntado por ello, el alcalde dijo que aún no está terminado ese trabajo, aunque predijo su resultado. Cabe recordar que una de las opciones que maneja el Consistorio es que una denuncia del acuerdo pudiera obligarle a expropiar los terrenos ahora incluidos en el proyecto de Moneo, algo que, según los datos municipales, puede suponer un desembolso de 15 o 16 millones de euros. Al respecto, el concejal de Ordenación del Territorio y Vivienda, Francisco Pomares, confirmó el encargo del citado estudio a los servicios jurídicos municipales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios