Muere otra mujer a manos de su pareja en un trágico final de año

  • Un hombre de 51 años se personó en la comisaría de Torremolinos y dijo que había matado a su novia, que había sufrido maltratos en sus dos anteriores relaciones

Una mujer murió a manos de su pareja sentimental en la madrugada de ayer en Torremolinos como consecuencia de las heridas de arma blanca que sufrió. La mujer, llamada Eva y de 36 años, falleció en un domicilio de la localidad costasoleña, mientras que su pareja fue detenida poco después tras confesar el crimen en la Comisaría de la Policía Nacional de Torremolinos.

Los hechos sucedieron sobre las 4:40 del martes en un pequeño bloque de apartamentos de calle Brasil, en pleno centro de la localidad y a escasos metros de la conocida como plaza de La Nogalera. A esa hora, un hombre, que ha sido identificado como A.C.G. y de 51 años, entró en las dependencias de la Policía Nacional de Torremolinos. Se da la circunstancia de que la instalación se encuentra justo detrás del apartamento donde se produjo el crimen.

Una vez en las dependencias policiales, el hombre aseguró a los agentes que había matado a su pareja sentimental. Además, entregó las llaves del piso, en el cual vivía de alquiler desde verano, según indicaron vecinos de la misma urbanización. Para comprobar la veracidad de la confesión, al domicilio se desplazaron varios agentes y sanitarios, quienes no pudieron hacer nada por salvar la vida de la víctima. A primera hora de la mañana la Policía científica seguía inspeccionando y recopilando pruebas en el apartamento donde ocurrió el homicidio, que se encuentra en la primera planta del inmueble. El cuerpo de la mujer, tal y como señalaron fuentes cercanas al caso, presentaba varios signos de violencia. De hecho, los forenses del Instituto de Medicina Legal de Málaga realizaron ayer la autopsia y los primeros resultados apuntarían a una muerte violenta por herida por arma blanca. La investigación sigue abierta y bajo secreto.

Un camarero de un bar cercano explicó que el hombre vivía en el apartamento desde hace unos meses, si bien frecuentaba esta zona de Torremolinos desde hace cinco años. Al parecer, según señaló, la fallecida "no vivía con él", aunque visitaba el domicilio de forma regular. Se cree que la pareja mantenía una relación desde hace poco tiempo.

El casero del presunto homicida explicó en declaraciones a este diario que tampoco tenía constancia de que la víctima viviera en el piso. "Anoche [por el lunes] vine para hablar con él y no lo conseguí. Me he acercado esta mañana para cobrar el alquiler y ya ha sido cuando me he enterado de lo sucedido. Una desgracia", afirmó el arrendador visiblemente nervioso. De hecho, dijo que el supuesto agresor podría sufrir una depresión.

Pero la vida de Eva ya había estado marcada por los malos tratos. La fallecida, supuestamente, había sido maltratada por dos parejas anteriores y así lo denunció en 2004 y 2011. Estas denuncias suscitaron que la mujer contara con dos órdenes de alejamiento, la última de ellas aún vigente y pendiente de juicio.

En cuanto al detenido, la coordinadora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Estefanía Martín Palop, explicó que su anterior pareja presentó en junio una denuncia por supuestos malos tratos, por lo que la denunciante tenía una orden de protección. La coordinadora afirmó que no hay constancia de que la fallecida hubiese presentado denuncias por malos tratos contra el homicida confeso. Tampoco acudió a este organismo autonómico a pedir información.

El crimen suscitó la consternación de los vecinos de la localidad. De hecho, ayer se organizó una concentración con un minuto de silencio en recuerdo de la víctima en la puerta del Ayuntamiento, a la que asistieron, entre otros, el alcalde, Pedro Fernández Montes, el delegado de Salud de la Junta de Andalucía, Daniel Pérez, y la propia Martín Palop. La coordinadora del IAM afirmó que la lucha contra la violencia de género tiene que ser "constante y unánime" por parte de "todas las instituciones y toda la ciudadanía". Asimismo, abogó por conseguir una sociedad en la que la tolerancia a los malos tratos "sea cero".

La fallecida en Torremolinos es la quinta víctima por violencia de género en lo que va de año en la provincia y la cuarta en poco más de dos meses. La semana pasada en la barriada de Ciudad Jardín de la capital falleció una mujer a manos de su ex marido, quien posteriormente se suicidó al arrojarse desde un quinto piso. En septiembre tuvo lugar otro doble crimen en el conocido barrio de La Luz de Málaga, pues una mujer de 26 años y su hijo fueron asesinados por su antigua pareja sentimental. A estas víctimas hay que sumar la niña de seis años que falleció en Campillos presuntamente a manos de su padre el pasado mes de abril.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios