Mueren ahogados 12 caballos de una finca denunciada hace un año por ser clandestina

  • El Seprona y una asociación alertaron de la mala situación en la que estaban los animales

Comentarios 3

La asociación CYD Santa María y el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil habían denunciado hace un año la lamentable situación en la que se encontraban medio centenar de animales en una finca clandestina en Alhaurín de la Torre que carecía de permisos para su explotación. Aún así, la mayoría de los animales siguieron allí y el desbordamiento del río Guadalhorce en los últimos días ha acabado ahogando a una docena de caballos. Sólo un tigre que el propietario de esta explotación tenía de forma irregular fue intervenido y trasladado a un centro de animales, mientras que el resto permanecieron en el interior por falta de sitio para albergarlos y a la espera de la decisión de la Junta de Andalucía.

Pero la secretaria de la asociación CYD Santa María, Virginia Solera, criticó que su colectivo se ofreció a la Oficina Comarcal Agraria del Guadalhorce para hacer un seguimiento de los casi treinta equinos entre caballos y ponis que quedaron en las instalaciones que carecían de los permisos correspondientes para albergarlos.Según denunció, la Delegación Provincial de Agircultura y Pesca no accedió a su ofrecimiento "pero tampoco se tomaron las medidas cautelares para evitar que ocurriera lo que ha pasado ahora".

La denuncia que formuló esta asociación especializada en equinos se basaba en que los animales que se encontraban en el interior de la finca no tenían las condiciones higiénico-sanitarias exigidas e incluso habían aparecido restos de cadáveres de otros animales por los alrededores. El resto de los caballos que han logrado sobrevivir a las inundaciones han sido trasladados a una cuadra privada a petición del dueño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios