Música y color oriental

Una mezcla de música y color con el mundo oriental como telón de fondo. Ése es el ambiente que se vivió ayer en el Palacio de Congresos de Torremolinos donde decenas de personas de la comunidad china de la Costa del Sol, y parte de España, se dieron cita para conmemorar el comienzo del nuevo año, que en esta ocasión es el año del buey. Los encargados de darles la bienvenida fueron el delegado de Turismo de Málaga, Antonio Souvirón, y el alcalde de Torremolinos, Pedro Fernández Montes, que destacaron durante sus discursos la alta representación que esta comunidad tiene en la Costa del Sol. "China es un gran país, y no sólo por su tamaño, sino por todo lo que ha aportado a la historia de la humanidad, por ello, para nosotros, es un gran honor celebrar esta festividad con vosotros", señaló el delegado. Por su parte, el alcalde destacó el carácter cosmopolita de Torremolinos y detalló que en el padrón del municipio hay hasta 125 nacionalidades distintas inscritas, por lo que los torremolinenses están "muy acostumbrados a recibir a gente de fuera".

La encargada de organizar en esta ocasión la fiesta fue la Asociación Española General de Chinos Procedentes de Wenzhou, que prepararon un apretado programa lleno de danzas y música oriental, aunque también los bailes más urbanos, como el hip hop y el streetdance, tuvieron cabida. "Esta vez el año comenzaba el 26 de enero, pero debido a que la mayoría de nosotros estaba trabajando, decidimos trasladar la fiesta al domingo. Lo que queremos ofrecer aquí es una representación de la cultura de distintas regiones de nuestro país y por ello también, en el programa, están previstas demostraciones de kung-fu y taichi", explicó Ka Lok Cheng, uno de los miembros de la organización.

La tradición también marca que los amigos y familia deben comer juntos para desear prosperidad para el año que entra y por eso muchos de los asistentes no dudaron en desear prosperidad económica y salud para todos los allí presentes. Además, según explicaron, este año entrante traerá buena suerte para los mercados y bolsas según la tradición oriental, lo que puede suponer un aliento de esperanza para muchos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios