Nerja y Torrox siguen sin depurar sus aguas

  • La Junta admite que hasta 2011 no se completará el saneamiento integral de la Costa

El saneamiento integral de la Costa del Sol sigue pendiente de las construcción de dos depuradoras en los municipios de Nerja y Torrox que aún vierten sus aguas residuales al mar sin tratar.

La previsión del gerente de la Agencia Andaluza del Agua, Joan Corominas, es que la nueva depuradora de Torrox pueda estar finalizada en mayo de 2009, pero no será hasta noviembre, después de que haya superado el periodo de pruebas, cuando sea entregada para su puesta en marcha.

Actualmente está a un tercio de su construcción, aunque Corominas apuntó que a partir de ahora se acortarán los plazos, ya que estos diez meses "han servido para superar la parte más complicada", como el desvío del arroyo Manzano y la instalación de las tuberías y canalizaciones.

La obra la está ejecutando la unión de empresas formada por OHL e Inima y tratará las aguas residuales de una población de más de 95.000 personas del municipio y otras localidades como Vélez-Málaga y Algarrobo. Está capacitada y adaptada para tratar un volumen de unos 5.000 metros cúbicos al día.

El proyecto de construcción de la planta, los colectores interceptores, las estaciones de bombeo y el emisario submarino cuentan con un presupuesto de 14,4 millones de euros.

Mucho más retraso acumula la depuradora de Nerja. La obra saldrá a licitación a principios de año tras resolver "las dificultades" que existían por la proximidad con el paraje natural de Maro, explicó. La única traba que queda por superar es la tramitación medioambiental.

La planta podrá atender a una población de 60.000 personas y podría estar finalizada para 2011, veinte años después desde que el Ministerio de Medio Ambiente tramitara la primera para 20.000 personas.

Ahora la Junta deberá acometer la ampliación de otras ya existentes que se han quedado pequeñas como la de Guadalmansa, Manilva y La Cala de Mijas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios