Nervios entre los escombros

  • Los dueños de los coches del aparcamiento arrasado por el vendaval piden soluciones

Han pasado tres mañanas y tres noches desde el paso del tornado por la zona oeste de Málaga y a simple vista poco, o nada, ha cambiado en el aparcamiento de la Avenida de Europa arrasado por la fuerza del viento. Al menos un centenar de vehículos fueron sepultados por los escombros y siguen tal cual. Los nervios y la crispación crecen por minutos entre los propietarios de los coches afectados, que en algunos casos ven cómo sus vehículos se deterioran con el paso de las horas y son víctimas de robos.

El responsable de la instalación asegura que ayer recibió la autorización por parte de los técnicos del Consorcio de Compensación de Seguros para iniciar la limpieza de la nave afectada y las máquinas ya se encuentran en la instalación. En la actualidad todos los turismos se encuentran bajo las vigas y los escombros de la techumbre caída. A simple vista la mayoría sólo tiene problemas de chapa y cristales, no de motor, pero no se pueden mover porque están atrapados. El administrador espera que las labores de limpieza se realicen "cuanto antes", pero ofrece versiones contradictorias.

Ayer, primero informó a los vecinos de que las máquinas habían llegado, pero que no se podían poner en marcha. Luego, en una entrevista para una televisión nacional dijo, delante de un grupo de afectados, que los propietarios de los vehículos eran quienes frenaban el desescombro. Entonces la crispación se disparó más si cabe y hubo incluso varios intentos de agresión. A este periódico, el responsable del aparcamiento afirmó que se iniciarán en breve. Ciertamente, ayer llegaron las primeras máquinas y operarios.

Pero entre los dueños de los coches hay muchas dudas y nervios. Por un lado, denuncian que la primera noche tras el paso del tornado, algunos fueron víctimas de robos. Dicen que hubo quien entró al garaje aprovechando las circunstancias. Desde la dirección del aparcamiento ya han garantizado la seguridad de la instalación. Por otro lado, hay inquietud respecto a los seguros. Entre las personas encuestadas, hay quien tiene su vehículo a todo riesgo y la compañía aseguradora le ha comunicado que corre con todos los gastos. El problema lo tiene quien sólo tiene una póliza para cubrir daños a terceros. En estos casos el seguro no cubre nada. La polémica radica en que el Gobierno ayuda económicamente a viviendas sin seguro y no a vehículos asegurados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios