Nueva York sí puede esperar

  • Después de tan sólo 16 meses en activo los vuelos directos de Málaga a la Gran Manzana se suprimieron ayer por decisión de la aerolínea · El último avión iba lleno, con pasajeros aún sorprendidos por la noticia

Fue bonito mientras duró. Tras seis mostradores de facturación se podía dibujar ayer esta misma frase en los rostros de los últimos pasajeros del vuelo directo Málaga-Nueva York. Ayer a las 10:40 en la terminal 1 del aeropuerto muchos lamentaban la pérdida de una iniciativa esperada. Tan sólo hacía 16 meses que Delta Airlines inauguraba la ruta directa a la Gran Manzana y, hace tres meses, comunicaba a los medios el cese temporal del trayecto por cuestiones "operativas" y "estratégicas". El eufemismo no parecía convencer a los pasajeros consultados por este periódico.

El avión de la despedida, el de las 12:40 iba ayer lleno, con 170 pasajeros, 15 de ellos en clase business y la mayoría estadounidenses. Un panorama habitual, según el personal del aeropuerto. "En estos casos, la política de la compañía es la de suprimir las bases más recientes, como Málaga y Valencia", explicaba Pilar Yago, una de la supervisoras. La previsión de la empresa es retomar el vuelo a finales de marzo, concretamente el día 29 "de hecho ya está la mitad del pasaje vendido", aseguraba.

En la cola de espera, Andrés Wiseman seguía sin entender la decisión. Es de Ohio, trabaja de administrativo con la UMA en un programa de intercambio de estudiantes, lleva 16 años volando con Delta Airlines, recurre a la ruta directa con Málaga unas cuatro veces al año con su mujer y su niña pequeña y se hospeda en un piso de su propiedad en Torremolinos.

Andrés se enteró de la supresión del trayecto hace unos seis meses por correo electrónico, con el billete ya comprado y con la sorpresa de tener que regresar a la Costa del Sol el próximo 12 de enero vía Madrid. "Imagínate con una niña de 23 meses, después de las ocho horas de vuelo, tener que coger un AVE a Málaga", lamentaba. Tanta era su decepción que ya ha decidido no volar más con esa compañía y optar por América Air Lines o US. "Nuestra idea es en un futuro jubilarnos en Málaga pero como está el cambio de dólar ahora y teniendo que coger vuelos más caros, no sabemos", comentaba.

Los clientes no eran los únicos nostálgicos. Los 15 empleados contratados por la compañía para este trayecto también entonaban su propio lamento. Como comentaban las azafatas de tierra, Delta posee un sistema de trabajo específico y "complicado" que les ha obligado a hacer varios cursos de preparación previa. "Y ahora que ya le teníamos cogido el truquillo...", admitía una de ellas. Ayer aún había usuarios que no se habían enterado de la eliminación de la ruta. "Es normal si compraron el billete por agencia o por un portal de viajes en internet, porque no se emiten hasta dos semanas antes", explicaba la supervisora.

A partir de ahora los trayectos Málaga-Nueva York se efectuarán vía Madrid, Londres o París. Precisamente el joven violinista malagueño Jesús Reina era uno de los afectados. Reside en Nueva York, donde está recibiendo un máster y suele viajar a casa dos veces al año. El pasado fin de semana culminó con éxito su actuación en el Cervantes junto a la OFM y regresaba ayer a su rutina americana. "Me he enterado hoy [por ayer]. Es una pena. Imagínate ahora tener esperar tres o cuatro horas en Londres si no hay retrasos y no tienes problemas con el equipaje", expresaba. Un resignado más y un vuelo menos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios