Nuevo encanto andalusí para el centro histórico

  • El grupo empresarial Al-Ándalus inicia la construcción de unos baños árabes en la calle Mártires · La apertura del establecimiento está prevista para verano de 2011

Málaga podrá disponer a mediados del próximo año de unos nuevos baños árabes, que se sumarán a los ya existentes en calle Beatas. La iniciativa, impulsada por el grupo empresarial Al-Ándalus, permitirá además poner en valor una de las zonas más degradadas del casco antiguo de la capital de la Costa del Sol, calle Mártires y Pozos Dulces, ya que es en este entorno del dentro donde la firma está ejecutando ya los trabajos de construcción del establecimiento. La inversión prevista en el mismo ronda los 3,7 millones de euros, según confirmó a este periódico el director financiero de la compañía, Ángel Palazón.

Esta intervención es la primera de Al-Ándalus en la provincia de Málaga, pero no así en Andalucía donde ya cuenta con otros establecimientos similares en las ciudades de Granada y Córdoba, al que se añade otros en Madrid y Toledo. De acuerdo con los datos aportados por Palazón, el establecimiento dispondrá de 1.500 metros cuadrados de superficie destinada a baños, con un aforo máximo de 62 personas al mismo tiempo. No obstante, los servicios planteados se dividen en ocho turnos, con lo que podrían pasar hasta casi 500 usuarios al día por estos baños.

"Tenemos experiencia en otras ciudades y hemos considerado interesante el asentarnos en Málaga, más aún cuando en las cercanías se encuentra el futuro Museo Thyssen", explica el director financiero, quien admite que la cercanía de este equipamiento cultural puede ser una acicate para el negocio. La previsión es que el local sea inaugurado, "si no hay ningún problema", en el verano del año 2011. Para ello, en este momento se realizan los trabajos de micropilotaje del edificio, que se asienta sobre el solar de varias casas antiguas de la zona, todas ellas demolidas ya.

Previo al inicio de las tareas de ejecución, la empresa impulsó las necesarias catas arqueológicas en la parcela, sin que entre las mismas se hayan hallado restos de interés para su conservación. "No tienen ninguna validez como para dejarlos al descubierto", indicó.

Con esta intervención, según informa la firma en su página web, se busca recuperar en la capital de la Costa del Sol "los auténticos hammams para el deleite de los sentidos". "Medina Nazarí constará de distintas estancias con aguas a diferentes temperaturas encuadradas en la esencia personal de los hammams de Al Ándalus. Con una decoración típica de la época nazarí", precisaron desde la compañía.

No obstante, al margen de los tradicionales baños de vapor y salas de aguas a diferentes temperaturas, el usuario podrá encontrar en este establecimiento otras prácticas como quiromasaje y aromaterapia.

Finalmente es grupo empresarial Al-Ándalus el que asume el proyecto, aunque se barajó la posibilidad de que en el mismo participase también la firma Aire, que ya cuenta también con otros baños en Sevilla y que barajaba la instalación de un establecimiento en calle Tomás de Cózar, también en el casco antiguo de la capital. Sin embargo, según expuso Palafón, los contactos no han fructificado.

Este equipamiento privado se sumará al ya existente en la calle Tomás de Cózar, que abrió sus puertas en el año 2003, coincidiendo en el tiempo con la inauguración del Museo Picasso, a apenas unos cientos de metros.

3,7

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios