Nuevo susto para El Palo

  • Viviendas de la barriada han quedado anegadas por el agua, que en algunos casos ha llegado hasta las rodillas

  • Los vecinos piden labores de prevención para evitar este tipo de sucesos

La tromba de agua que ha caído sobre la ciudad en cuestión de minutos esta mañana ha sido el inicio de una pesadilla que tristemente se repite otoño tras otoño: la inundación de casas. Y la barriada de El Palo, a la que nada ayuda su planificación urbanística, ha sufrido una vez más las consecuencias.

Especialmente afectada se ha visto la zona en las inmediaciones del cementerio de San Juan, aunque los vecinos también han estado limpiando y achicando agua en la Avenida Salvador Allende durante el mediodía. Algunas familias de las viviendas situadas en la calle Ricardo de la Vega, colindante con el campo santo, han tenido la mala suerte de recibir corrientes de agua de diversas calles, lo que ha facilitado la entrada de agua en sus casas. “Nos hemos tenido que poner toda la familia a achicar porque el agua se metía en todas partes”, ha asegurado Amalia, que ha estado toda la mañana tratando de arreglar el estropicio causado por la tromba.

Un salón lleno de utensilios que antes estaban en la terraza baja de la vivienda es de las menores preocupaciones de Amalia, que ha admitido que tendrá “que volver a lavar o tirar” una parte de la colada que había puesto. Aún con todo seco, la vecina de El Palo cuenta que tenía miedo de enchufar los electrodomésticos de la cocina, ya que aún podrían quedar zonas húmedas que se le pudieran haber escapado por secar.

Los vecinos de la zona critican que la respuesta inmediata de las administraciones deja mucho que desear: “No puede ser que hayan pasado varias horas y tan solo vinieran unos operarios del Ayuntamiento a decir que la alcantarilla estaba bien y que no pasaba nada. Y los de Limasa solo han limpiado la zona del cementerio y se han ido”, relata Amalia. Además, se quejan de que en verano se deberían limpiar a fondo los sumideros para que en las primeras trombas de otoño no ocurran incidentes como estos: “Si no hacen nada volverá a pasar”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios