El Obispado interviene el Cautivo tras la dimisión del hermano mayor

  • El abogado Carlos Ismael Álvarez será el encargado de gestionar la hermandad para normalizarla tras los últimos conflictos

El Obispado de Málaga ha decidido intervenir la cofradía del Cautivo tras los acontecimientos vividos en los últimos días. Los distintos enfrentamientos públicos entre hermanos en los actos de la hermandad, que han sido noticia en las últimas semanas, unidos a la dimisión en la mañana de ayer del actual hermano mayor, Juan Bautista, han llevado al obispo Jesús Catalá a decretar una intervención de la hermandad que recaerá en la figura de Carlos Ismael Álvarez, abogado y ex hermano mayor de la archicofradía de la Esperanza, según una breve nota enviada en la noche de ayer. Su misión consistirá en devolver al seno de la cofradía la normalidad, que deberá desembocar en unas elecciones a hermano mayor como comisario que regirá sus destinos hasta que la situación de división interna se normalice. La firma del decreto se producirá a lo largo del día de hoy, ya que el obispo se encontraba de viaje fuera de la provincia de Málaga.

El registro general del Obispado de Málaga recibió en la mañana de ayer la carta de dimisión de Juan Bautista Jiménez, quien hasta hacía entonces era hermano mayor de la cofradía del Cautivo. Tras la renuncia al cargo de Juan Partal a finales de 2014, el Obispado decidió que fuese Bautista el encargado de llevar las riendas de la cofradía hasta la convocatoria de unas elecciones que debían producirse pasada la venidera Semana Santa. Sin embargo, los últimos altercados que se produjeron en la presentación del techo de palio de la Virgen de la Trinidad y en el cabildo del pasado lunes, donde incluso una hermana tildó de "sinvergüenza" al hermano mayor en plena votación de los presupuestos de la cofradía, le han llevado a esta decisión. Juan Bautista expresó que "vista la situación, no cuento con los suficientes apoyos para poder actuar, no quiero ser un estorbo y quiero que la cofradía avance". El ya ex hermano mayor explica además que estuvo en contacto con el delegado de Hermandades y Cofradías, Antonio Coronado, y le expuso la situación vivida en el seno de la hermandad en los últimos meses.

Las diferencias en el seno de la hermandad se remontan a las legislaturas del anterior hermano mayor Juan Partal. Durante los últimos meses del pasado año, varios hermanos planteaban la posibilidad de presentar una candidatura alternativa a la que regía los designios del Cautivo hasta la fecha, ya que a finales del presente año debían convocarse las elecciones. En ese tiempo, Juan Partal había sido llamado por el Obispado tras conocer que se encontraba en proceso de divorcio. Tras las presiones recibidas, el 10 de octubre del año pasado dimitía, dejando en el cargo a Juan Bautista según decisión episcopal, y adelantando las fechas de la convocatoria de elecciones una vez finalizada la Semana Santa.

En la jornada de ayer, representantes del Obispado se pusieron en contacto con Carlos Ismael Álvarez para comunicarle su decisión de intervención de la hermandad trinitaria que deberá regir hasta que los conflictos desaparezcan y se cree un ambiente propicio para la celebración de elecciones, en principio sine die. El nombramiento oficial como rector de la hermandad se producirá hoy, una vez que Jesús Catalá firme el decreto de intervención.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios