La Ocupación hotelera crece en invierno un 8 por ciento en Málaga por influencia del AVE

  • El presidente del Patronato de Turismo de la Costa del Sol, Juan Fraile, ha destacado que el AVE "ha generado una demanda de viajeros que no existía"

Comentarios 1

La ocupación hotelera en la provincia de Málaga ha crecido más de un ocho por ciento durante la temporada baja -entre noviembre de 2007 y febrero de 2008- respecto al invierno pasado, un incremento en el que ha influido la llegada del AVE a la capital el pasado diciembre.

Según un informe de evolución de la actividad turística en Málaga en los citados cuatro meses, los hoteles de la provincia alojaron el pasado invierno 1.029.068 viajeros que generaron 3,5 millones de pernoctaciones, lo que supone un incremento del 8,24 y del 4,47 por ciento, respectivamente, respecto a la temporada baja anterior.

El estudio, elaborado por el Patronato Provincial de Turismo de la Costa del Sol, recoge un aumento en la llegada de viajeros durante este tiempo de más de 147.000 personas, una subida que en términos porcentuales tiene como principal protagonista la puesta en marcha de la línea Madrid-Málaga del tren de alta velocidad (AVE).

El número de turistas que viajaron en ferrocarril hasta la capital malagueña entre noviembre de 2007 y febrero de 2008 fue de 164.156, 60.916 más que el invierno anterior, un incremento del 59 por ciento, que alcanza el 114,48 por ciento durante los meses de enero y febrero tras la entrada en funcionamiento del AVE.

El presidente del Patronato de Turismo de la Costa del Sol, Juan Fraile, ha destacado hoy durante la presentación del informe que el tren de alta velocidad constituye una gran influencia en la evolución de la actividad turística dado que "ha generado una demanda de viajeros que no existía".

En este sentido, ha subrayado que los números del aeropuerto de Málaga siguen creciendo, alcanzando el último invierno un incremento de 53.010 viajeros en relación con la temporada baja 2006-2007, lo que constituye una subida del 3,63 por ciento.

Por su parte, el turismo de cruceros ha permitido la llegada al puerto malagueño de 116.473 frente a los 83.023 del invierno anterior, un crecimiento que alcanza el 45,55 por ciento.

Según ha afirmado Fraile, Málaga es la provincia andaluza con mejor comportamiento en el incremento de viajeros en los cuatro citados meses y se sitúa en el quinto lugar a nivel nacional.

En cuanto a pernoctaciones, casi duplica la media de crecimiento andaluza, aunque no alcanza la media nacional, que ha alcanzado en torno al 4,9 por ciento.

El balance refleja que el aumento de pasajeros extranjeros duplica al de turistas españoles en sus llegadas a Málaga en avión, pero en la ocupación y las pernoctaciones hoteleras el crecimiento es fundamentalmente nacional.

La mayor parte del estudio realizado por el patronato provincial presenta unos índices de evolución turística favorable, salvo en la estancia y la ocupación media hotelera y en el segmento laboral.

La ocupación media durante el invierno ha alcanzado un 40 por ciento, lo que supone una bajada del 1,4 por ciento respecto al año anterior, mientras que la estancia media se ha situado en el 3,39 por ciento, una disminución del 0,13 por ciento.

El motivo de estos descensos se encuentra en la incorporación de 4.000 plazas turísticas nuevas, según ha asegurado el presidente del patronato provincial, que ha resaltado que "no podemos esperar que el mercado reequilibre al instante el exceso de oferta que estamos poniendo en el mercado".

El balance señala que durante el invierno se ha empleado una media de 71.746 trabajadores en el sector turístico malagueño, lo que supone un descenso de 0,41 por ciento (293 empleados) respecto a los mismos meses del periodo anterior, una cifra que, según Fraile, no debe llevar a la preocupación porque no refleja un cambio de tendencia sino una cuestión "absolutamente coyuntural".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios