Ojo (legal) con el 'whatsApp'

  • El presidente del Colegio de Abogados de Málaga advierte sobre los riesgos de este sistema de mesanjería entre los letrados y sus clientes Aseguran que se están transmitiendo "datos sensibles que deberían estar protegidos"

"Por whatsApp están circulando hasta las sentencias". Así de contundente se mostró ayer el decano del Colegio de Abogados de Málaga, Francisco Javier de Lara, que advirtió de los riesgos que supone que los letrados hagan uso de este sistema de mensajería instantánea con sus clientes. "A través de este canal se están transmitiendo datos especialmente sensibles que deberían estar protegidos y que se relacionan con temas de salud e incluso con infracciones penales", aseveró el portavoz de los abogados.

En una conferencia pronunciada en la sede del colegio, subrayó que el letrado tiene la "responsabilidad de elegir el medio de comunicación más adecuado con su cliente", de forma que no se pueda "vulnerar el secreto profesional y la seguridad de los datos que el profesional maneja". Y es que, según indicó, el problema estriba en que la empresa whatsApp, como indica en su propia página web, "no puede garantizar la seguridad de la información que el usuario envía", y asegura que es éste quien debe "asumir el riesgo". Cualquier tratamiento de datos personales "tiene que tener un consentimiento previo del titular", lo que constituye la "base jurídica que permite a la creadora de la apliación hacer uso de ellos". A juicio del letrado, sería más aconsejable "decidir qué información queremos proporcionar".

Asimismo, la empresa se reserva el derecho de acceder no sólo a los datos del usuario (nombres e imágenes entre otros), sino también a los de las personas que tiene añadidas como contactos en su agenda telefónica. De ahí que se deban utilizar "pseudónimos". "Es recomendable que los clientes aparezcan con un código o número para que, de esta forma, no puedan ser identificables", afirmó.

Desde la puesta en marcha del servicio, según señaló el responsable de los abogados, "se han detectado vulnerabilidades, algunas de las cuales ya han sido corregidas". Una de ellas tenía que ver con las contraseñas, que en un principio "eran fáciles de suplantar", dado que el terminal "las generaba" y, por ende, "cualquiera que pudiera acceder a él podría averiguarlas".

Tanto es así que, en palabras de De Lara, la aplicación "no resulta recomendable" por la seguridad que se exige y estaría "totalmente prohibida porque vulnera la Ley Orgánica de Protección de Datos". "cada vez con más frecuencia" llegan reclamaciones al Colegio de Abogados por parte de los ciudadanos, "que no ven amparadas sus reivindicaciones". "No estamos exentos de que empiecen a llegar quejas por vulnerar la normativa. Si se filtrara la información y llegara a manos de un cliente, podría denunciar ante la Agencia de Protección de Datos y seríamos responsables de la sanción", advirtió el presidente del colectivo, quien alertó de que whatsApp no reúne "ningún tipo de garantía". Su postura, al respecto, es clara. "Quien lo use para algo más de una mera comunicación, se arriesga a un [expediente disciplinario].

De Lara también desaconseja el uso de funcionalidades como la participación en conversaciones donde "multitud de personas pueden manejar los datos de los abogados". "Debemos restringirnos a la relación directa con el cliente y quedar fuera de esos grupos", añadió el letrado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios