Operación en San Andrés y Portada Alta contra una banda investigada por robos

  • La Guardia Civil ha practicado varios registros y ha detenido a dos hombres

Vehículos de la Guardia Civil apostados en plena operación esta mañana. Vehículos de la Guardia Civil apostados en plena operación esta mañana.

Vehículos de la Guardia Civil apostados en plena operación esta mañana.

Los vecinos de San Andrés y Portada Alta no salían esta mañana de su asombro cuando de repente empezaron a ver a agentes con pasamontañas y armas desplegarse un sus tranquilas barriadas. Tras varios meses de investigación, la Guardia Civil desarrollaba una operación contra una banda dedicada a robos en distintos puntos de la provincia. La actuación comenzó sobre las 9:00 y se ha prolongado hasta alrededor las 12:00. Ha habido varios registros por orden judicial que han concluido con, al menos, dos detenidos. Además, los agentes de la Benemérita se han incautado de abundante material para tratar de esclarecer los delitos que supuestamente habrían cometido los arrestados, entre ellos asaltos en viviendas por todo el territorio provincial.

“La Guardia Civil sacó entre 10 y 12 bolsas de la casa. Y se llevó a un hombre que se cubría la cara con una capucha”, ha relatado un vecino que presenció la detención en la calle Llanonillos, número 2, de San Andrés. Los registros se han producido a instancias de un juzgado de la provincia, aunque la Guardia Civil no ha dado más detalles debido a que está decretado el secreto de las actuaciones y la operación continúa abierta.

“El detenido es un chico joven. Vivía con su novia en el piso. Lo habían comprado no hacía ni un año. Lo echaron abajo y lo reformaron. Parecían una pareja normal”, ha asegurado una vecina.

Un comerciante que poco después de abrir su tienda se topó con el operativo ha comentado que la Benemérita llegó “serena y en unos minutos, tenía aquí cuatro coches y muchos guardias civiles”. Algunos agentes llevaban la cara tapada con pasamontañas e iban fuertemente armados para proteger a los compañeros que participaban en el registro.

A la misma hora, se producía otra intervención similar vinculada con la misma operación en la zona de Portada Alta. Exactamente, en el número 12 de la calle Cómpeta, junto a la peña de la barriada.

“Llegaron sobre las 9:00. Algunos iban de paisano y de pronto se pusieron los petos antibalas. Cortaron un carril de la calle, pusieron delante del bloque una furgoneta y se llevaron a un hombre detenido”, ha explicado un hombre.

Las intervenciones de la Guardia Civil causaron revuelo entre los vecinos porque al principio creían que era una operación contra el yihadismo. Sin embargo, fuentes de la investigación descartaron que se tratara de una causa por terrorismo. Además, dado que las actuaciones se produjeron en calles muy transitadas –Cómpeta, en Portada Alta, y una perpendicular a Puerto Oncala, en San Andrés– fueron seguidas por expectación por muchos vecinos que a esa hora salían a trabajar o a hacer las compras por el barrio. Pasadas las 12:00, ya ambas zonas de la capital recuperaban progresivamente la normalidad, aunque las detenciones todavía eran el tema principal de conversación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios