Orden de alejamiento para un cartero por supuestos abusos sexuales a un menor

  • El hombre, que fue detenido y que según la denuncia iba ebrio, intentó besarle y le agarró

  • Le propuso ir a su casa y hacerle regalos

Comentarios 1

Le propuso, supuestamente, llevarle a su casa, donde "lo pasarían muy bien" y le prometió que le iba "a regalar muchas cosas". A renglón seguido, le pidió que le diera un beso y, después, "le buscó la boca". El niño, de 11 años, intentó zafarse, según su testimonio, pese a que el individuo "le sujetaba fuerte". Entre ambos llegó a haber, en palabras de la madre, un forcejeo. Durante la celebración de un juicio rápido, que tuvo lugar el lunes, se dictó una orden de alejamiento de 1.000 metros para el presunto autor, que tampoco podrá comunicarse con el menor por cualquier medio, informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Los hechos ocurrieron el sábado en torno a las 21:30 en un bar de Torremolinos, cuando un tío del niño se ausentó unos minutos para sacar dinero y lo dejó a cargo de un conocido de la familia, que trabaja como cartero.

Según la versión de la madre, el detenido iba ebrio y "aprovechó para pedirle al pequeño que no se fiara de nadie", con la intención, cree, de "ganarse su confianza". Después, le "abrazó, le acarició la espalda y el pelo", mientras que "le daba besos en la mano" y le proponía ir a su casa. El menor aceptó "creyendo que lo hacía como un amigo" y el individuo, supuestamente, "le buscó la boca para besarle". No lo consiguió, denuncia la progenitora, porque el menor "se retiró inmediatamente" e "intentó irse", pero el presunto autor volvió a insistir, le "chupó la cara" y le "sujetaba fuerte". Cuando un amigo y el tío del pequeño llegaron se toparon con la escena y llamaron a la Policía Nacional, a la que la progenitora agradece la rapidez con la que actuó, concretamente, la patrulla de Seguridad Ciudadana que intervino. Los agentes comprobaron que se estaba produciendo una riña. Al entrevistarse con ambas partes y realizar las pesquisas oportunas, detuvieron al hombre que cuidaba del niño como supuesto autor de una agresión sexual. El titular del Juzgado de Instrucción número de 3 de Torremolinos le tomó declaración durante un juicio rápido. El fiscal y su defensa pidieron su puesta en libertad. El juez le ha prohibido acercarse al menor.

La madre critica la medida por considerarla insuficiente y teme que el investigado, "que es el cartero de toda la vida en el barrio", la incumpla. "Nosotros somos los presos y ellos los que disfrutan haciendo daño. La ley los protege", se lamenta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios