Orgullosos de ser malagueños

  • Una decena de prestigiosos profesionales e instituciones recibieron ayer los premios provinciales del Día de Andalucía en la universidad

La Junta de Andalucía reconoce cada año, con motivo del Día de Andalucía, a personas e instituciones que contribuyen a desarrollar la provincia malagueña y que dan prestigio a la comunidad tanto a escala nacional como internacional. El oncólogo Emilio Alba; el colegio centenario Bergamín; la jugadora de balonmano internacional Marta López; la asociación rondeña protectora de personas con discapacidad Asprodisis; el director de cine Enrique García; la empresaria hostelera Alejandra Pérez; la fundadora de la fundación Cudeca Joan Hunt; la facultad de Ciencias Económicas; la pianista Paula Coronas; y el pintor Carlos Monserrate fueron ayer los galardonados en un acto celebrado en la facultad de Telecomunicaciones de la Universidad de Málaga en el que, como es tradicional, se acabó cantando el himno de Andalucía.

Uno de los momentos más emotivos fue cuando recibió el premio la "británica malagueña" Joan Hunt, quien aseguró sentirse "muy emocionada al mirar atrás y ver cómo la comunidad malagueña ha hecho realidad nuestra visión". Hunt creó Cudeca hace 23 años para ayudar a enfermos de cáncer en fase avanzada y sus familiares a lidiar con la enfermedad de la mejor forma posible y en todo ese periodo han atendido a 9.000 personas.

De la persona de más edad, a la más joven, pues la jugadora de balonmano Marta López, nacida en 1990, no pudo contener las lágrimas al agradecer a su familia todo el apoyo que le han brindado para desarrollar una carrera deportiva repleta de éxitos. Juega en el Fleury francés, ha sido nombrada la mejor extremo derecho del país galo, fue medalla de bronce con España en las Olimpiadas de 2012 y plata en los pasados Europeos.

A lo largo de la entrega de premios hubo anécdotas divertidas. Por ejemplo, el delegado de Salud, Daniel Pérez, le sujetó el bolso a Hunt y buscó en su interior sus gafas para que la premiada pudiera leer su discurso; el cineasta Enrique García chocó contra la cara de la delegada de Educación Patricia Alba al darse los besos de rigor; o el pintor Carlos Monserrate se disculpó por el supuesto "tostonazo" de su discurso.

La pianista Paula Coronas hizo hincapié en el "rico patrimonio" cultural de Málaga -ha realizado un disco interpretando a compositores locales-; o la empresaria Alejandra Pérez dio la fórmula para conciliar la vida laboral y familiar: llevarse a los hijos al trabajo.

El consejero de Educación, Luciano Alonso, y el delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo, dieron sendos discursos destacando el crecimiento de Andalucía en los últimos 35 años, mientras que Emilio Alba, Enrique García, las directoras de Asprodisis y el colegio Bergamín y el decano de Económicas agradecieron la labor de sus respectivos equipos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios