El PP critica el "personalismo" de Pendón en la gestión de la Diputación

  • Salado lamenta la falta de inversiones en los pueblos y el fiasco del legado Aleixandre

El portavoz del PP en la Diputación de Málaga, Francisco Salado, criticó que 2007 ha estado marcado por el "personalismo" del presidente del ente, Salvador Pendón. Además, echó en falta un proyecto global de la provincia o un plan estratégico de todas las materias que le incumben, como es el saneamiento, la atención a los caminos rurales, las carreteras y los pequeños pueblos. "Ahora con la Concertación parece que se han dado cuenta de que la Diputación está bajo la figura de un presidente que se va paseando pueblo por pueblo y en función de cómo le va pidiendo cada alcalde, se decide a dar una subvención o no", denunció Salado.

El portavoz popular indicó que "este año se ha invertido poquísimo en carreteras, ejemplo de ello es que no se han alcanzado los dos millones de euros, y el 80 por ciento de estas carreteras está en mal estado". En cuanto al saneamiento, dijo que "existen pueblos en Málaga en los que ya se debería haber finalizado". También quiso recordar la polémica suscitada con la adquisición del legado de Vicente Aleixandre. "Esta compra se ha realizado con soberbia por parte del equipo de gobierno".

Por otra parte, Salado criticó que la Diputación "se está convirtiendo en el banco de la Junta de Andalucía, porque estamos acometiendo inversiones que no le corresponden".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios