El PP da marcha atrás y rebaja el debate sobre los crímenes de La Luz

  • Mantiene la moción sobre la cadena perpetua pero aceptará una enmienda de la oposición en la que se excluye este término

El equipo de gobierno del PP recula. Ante las reacciones suscitadas por su decisión de llevar al Pleno de hoy una moción reclamando la cadena perpetua revisiable para los autores de crímenes como los del pequeño Aaron y la joven Estefanía, en el barrio de La Luz, los populares dan marcha atrás. Al punto de que si bien no se retirará la iniciativa, según confirmó el portavoz del Ejecutivo local, Mario Cortés, sí se aceptará la enmienda que puedan realizar los grupos de la oposición en la Casona del Parque, PSOE e IU, que rechaza cualquier alusión a la prisión permanente revisable.

Cortés justificó esta decisión en que el deseo de su grupo es el de que de la sesión de hoy salga un acuerdo conjunto de todas las fuerzas políticas, al objeto de dar respuesta a la reclamación de la familia de las dos víctimas. "Lo importante es que salga adelante por unanimidad, aceptaremos la enmienda que plantean", insistió. Preguntado por el motivo de que no se retire la moción del PP, su portavoz aludió al interés por no perjudicar a la familia, que tenía previsto intervenir en la sesión a primera hora de la tarde. "Si se hiciese institucional, pasaría a debatirse por la mañana", comentó.

"No habrá debate agresivo, seré suave en mi intervención, los grupos de la oposición plantearán su enmienda y no se hablará de cadena perpetua revisable", comentó. Al tiempo insistió en que el propósito de su formación es el contar con el consenso de todos los grupos "y no pasar como radicales".

Hasta media tarde de ayer la previsión del PSOE e IU era la de pactar con el PP una moción institucional sensiblemente más suave que la original. Un propósito que, de mantenerse el apunte hecho por Cortés, no se cumplirá. El texto alternativo elaborado y consensuado por estos dos grupos, que a su vez fue aceptado por la familia de Aaron y Estefanía, propone el acuerdo de instar a los grupos parlamentarios "a apoyar las medidas que garanticen que las condenas impuestas a los responsables de delitos de violencia de género y otros delitos de extrema gravedad, tengan penas proporcionales al delito cometido". Al tiempo, se pide que se "extremen las medidas de control en la obtención de beneficios penitenciarios, así como se adopten las medidas de seguridad posteriores al cumplimiento de las penas que garanticen la plena seguridad de las víctimas y del entorno social".

La iniciativa difiere fundamentalmente en el punto del acuerdo, puesto que la planteada por el Partido Popular pedía el apoyo de los parlamentarios a la propuesta de prisión permanente revisable que se contempla en la reforma del Código Penal impulsada por el Ministerio de Justicia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios