El PP ve responsable a la Diputación y culpa a la Junta del caos en la Axarquía

  • Sanz dice que a los cargos del PP los detienen "con grilletes" y a los socialistas, "con su abogado"

"Se veía venir"; "el que no ha querido ver lo que estaba pasando en la Axarquía es porque no quería hacer nada". En estos términos se pronunció ayer el portavoz del PP en la Diputación Provincial y secretario provincial de la formación, Francisco Salado, tras conocerse la detención del alcalde socialista de Alcaucín, José Manuel Martín Alba. Un mensaje en el que volvió a responsabilizar al PSOE de buena parte de los casos de corrupción ocurridos en la Costa del Sol y de que la misma empiece a salpicar a los municipios del interior.

Salado arremetió contra la formación socialista incluso después de que se supiese que había decidido expulsar de militancia al regidor si finalmente resultaba imputado. "No se ha querido ver lo que estaba pasando en la comarca de la Axarquía, donde crecen las casas como hongos", dijo, al tiempo que acusó a la Junta de Andalucía "y a las autoridades competentes" de "no hacer nada".

Asimismo, amplió el campo de responsabilidad a la Diputación Provincial, al recordar que el jefe de servicio de Arquitectura de la institución supramunicipal, también detenido por la Guardia Civil, "fue destinado desde Málaga a Ronda y desde allí fue rescatado. Creo que algo se sabía y no se ha actuado", aseveró. Por ello, demandó al presidente de la Diputación, el socialista Salvador Pendón, que dé explicaciones "de lo que está pasando en su área". "No se entera de que hay técnicos que están trabajando fuera de su propia función en la institución", apostilló, y dijo: "A nadie le agrada que la imagen de la Diputación se vea manchada".

En la misma línea, el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, vinculó la detención del regidor socialista a la "extensa mancha de corrupción" del PSOE en Andalucía y denunció la "alta responsabilidad" por "acción u omisión" del presidente de la Junta, Manuel Chaves. A su juicio, lo ocurrido en Alcaucín es "un nuevo episodio de corrupción por descontrol" en la provincia de Málaga y mencionó también los casos de Marbella y Estepona. No aludió, sin embargo, a la situación del alcalde popular de Alhaurín el Grande, Juan Martín Serón, también imputado por un presunto caso de corrupción urbanística.

Además, insistió en que los poderes del Estado están actuando con una "doble vara de medir" cuando se trata de cargos del PP o del PSOE. "A los nuestros los detienen con grilletes y cámaras de televisión y a los socialistas, con su abogado", sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios