El PSOE-A inicia los trámites para expulsar a Barrientos del partido

  • La decisión de la Comisión Ejecutiva Regional se extiende al resto de cargos públicos salpicados por la operación Astapa contra la corrupción · La medida es provisional hasta que se esclarezcan los hechos

Comentarios 3

La reacción del Partido Socialista a la operación contra la corrupción urbanística en Estepona no tardó ni dos horas desde que ésta trascendió públicamente y poco ha importado que Antonio Barrientos sea, posiblemente, su alcalde con más peso en la provincia de Málaga. Fuentes del PSOE-A informaron ayer por la mañana de que la Comisión Ejecutiva Regional ha iniciado los trámites para incoar los expedientes de expulsión provisional de los implicados de su partido en la presunta trama de corrupción desplegada en el municipio. Es decir, la decisión afecta a Barrientos y al resto de ediles socialistas salpicados por la operación bautizada como Astapa, entre los que se encuentra el edil de Hacienda, Francisco Zamorano, un histórico del socialismo provincial. Fuentes del PSOE-A informaron de que la expulsión de los miembros del partido será provisional "hasta que se esclarezcan las conclusiones de la investigación".

La dirección regional socialista, que en 2003 aprobó el pacto con los ex gilistas del PES, ha tenido que lidiar después con Barrientos más de una vez, no sólo por su intención de aprobar varios convenios urbanísticos días antes de que entrara en vigor una modificación de la LOUA, sino porque fue uno de los alcaldes que votó en contra del Plan de Ordenación Territorial (POT) de la Costa del Sol Occidental.

El Gobierno andaluz mostró ayer su colaboración y respeto a las acciones judiciales y policiales llevadas a cabo en el Ayuntamiento de Estepona y apostó por la "tolerancia cero" y por medidas "contundentes" en los casos de presunta corrupción.

Aunque según el vicepresidente primero y consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, el caso de Estepona no fue abordado por el Consejo de Gobierno de la Junta, al término del mismo fijó la posición del Ejecutivo andaluz en estos términos. "Nuestra opinión es respeto a las actuaciones judiciales, total colaboración y, como en cualquier caso de presunta corrupción, saludar la tolerancia cero que ha puesto en marcha el PSOE de Andalucía", esgrimió en rueda de prensa.

El PSOE, también con motivo de la operación del Estepona, redactó un documento interno, de dos folios y repartido entre sus dirigentes, en el que contrasta su intransigencia con la corrupción con la tolerancia que, a juicio de los socialistas, "mantiene" el PP. "No es lo mismo: El PP y el PSOE ante la corrupción urbanística" es el título del escrito, que recuerda la decisión "inmediata" de expulsar a Barrientos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios