Un sondeo sitúa al PSOE en Málaga 16 puntos detrás del PP

  • Más del 70% de los encuestados en el Estudio General de Opinión Pública de Andalucía da por hecho que los populares se alzarán con la victoria en las autonómicas

Comentarios 2

Las encuestas insisten en que el PSOE no tiene partido que jugar en Málaga ante las próximas elecciones autonómicas. El último sondeo del Estudio General de Opinión Pública de Andalucía (Egopa) que elabora el Centro de Análisis y Documentación Política y Electoral de Andalucía concluye que la intención de voto socialista está a 16 puntos de distancia del PP en la provincia. El 39,7% de los encuestados respondieron que si los comicios se celebraran al día siguiente de ser preguntados votarían al PP, frente al 23,5% que se decantarían por los socialistas. Es más, el 71% del electorado malagueño da por hecho que los populares se impondrán el 4 de marzo. La decepción del electorado socialista queda patente al comprobarse que el 35% de los electores se identifica con el PSOE, pero no todos ellos están dispuestos a votar por esta opción política aún cuando ideológicamente se sientan próximos.

El sondeo se realizó a través de 400 entrevistas telefónicas en el mes de diciembre de 2011, apenas unas semanas después de las elecciones generales, en las que el PP ganó en Málaga con 18 puntos de diferencia. Los resultados del Egopa del otoño de 2011 están a años luz del mapa del voto andaluz en las elecciones autonómicas de 2008, cuando el PP ganó en Málaga apenas por unas décimas. Entonces logró el 44,06% de las papeletas, que le reportaron ocho parlamentarios en la Cámara andaluza, frente al 43,65% del PSOE, que le dieron siete diputados.

De confirmarse en las urnas la intención de voto que recoge el Egopa, los socialistas de Málaga difícilmente podrán conservar cinco parlamentarios.

El PP, en principio, parece que es el único beneficiado de la gran pérdida de base electoral del PSOE andaluz, puesto que la intención de voto hacia Izquierda Unida se queda en el 5,3%, muy lejos del 9% que obtuvo en las generales del 20 de noviembre pasado y a distancia también del 7,2% que recabó en las autonómicas de 2008. No obstante, el que la muestra se realice sólo con 400 entrevistas ofrece un margen de variabilidad importante en el caso de las formaciones minoritarias. Este fenómeno también puede explicar el porqué UPyD, que se situó en noviembre como la cuarta fuerza política de Málaga con el 5,6% del respaldo electoral, en este sondeo experimente también un serio retroceso con sólo el 2,2% de apoyos.

La encuesta también se interesa por el Movimiento 15-M y su influencia en las tendencias electorales. El electorado minimiza su impacto político. El 75% cree que no le condicionó de ninguna manera en las elecciones generales de noviembre y el 14% reconoce que poco. Sólo el 1,3% de los encuestados confiesa que le influyó mucho y el 7,5% estima que bastante. Quienes reconocen que sí tuvo peso en su decisión ante las urnas apunta que fue para animarle seguir apoyando al partido por el que siempre se había decantado o para hacerle a votar por una formación política que hasta entonces no había estado entre sus preferencias o, al menos, a la que nunca había votado con anterioridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios