El PSOE propone portavoz a Salvo y castiga al sector crítico

  • El partido plantea oficialmente que el viceportavoz sustituya a Bustinduy al frente del grupo y que Zamora ocupe la Secretaría en lugar de Rafael Granados

La dirección del PSOE de Málaga cumplió ayer con el guión anunciado hace unos días por la secretaria provincial, Marisa Bustinduy, y propuso oficialmente al viceportavoz Enrique Salvo como portavoz del grupo municipal Socialista en el Ayuntamiento de Málaga, decisión adoptada por la marcha de Bustinduy al Parlamento andaluz. Este planteamiento tenía que ser votado por todos los ediles que forman el grupo, que permanecían reunidos al cierre de esta edición, pasada la medianoche.

La ejecutiva provincial dio el nombre de Salvo para portavoz y el de Inmaculada Pérez de Guzmán, número tres de la lista socialista en las últimas municipales y encargada de los asuntos económicos, para viceportavoz. La sorpresa llegó con el planteamiento del partido para secretario de grupo, un cargo casi testimonial pero cargado de significado: el PSOE propuso ayer a la edil María del Mar Zamora, una persona cercana a Bustinduy, en sustitución de Rafael Granados, que ocupa el cargo de secretario desde 2003 y es uno de los dirigentes críticos con la dirección de los socialistas malagueños. Los ediles tenían que manifestarse en la reunión de ayer sobre todos estos aspectos.

El encuentro se inició sobre las ocho de la tarde y pasada la medianoche aún no había concluido. Estaban convocados los 12 concejales del PSOE en el Ayuntamiento de Málaga, aunque la edil Begoña Medina faltó a la cita porque se encuentra de viaje. La reunión se inició justo después de la ejecutiva provincial del PSOE, que aprobó por unanimidad poner sobre la mesa los nombres de Salvo, Pérez de Guzmán y Zamora.

A juicio de la dirección del PSOE malagueño, Salvo, mano derecha de Bustinduy en La Casona del Parque los últimos cinco años, es "la persona idónea" para sustituir a Bustinduy por su "trabajo, conocimiento y experiencia" cosechados durante su etapa como número dos del grupo municipal Socialista en el Ayuntamiento de Málaga.

Uno de los puntos más atractivos de la reunión de ayer era saber si Salvo sería capaz de obtener el cargo de portavoz con el voto a favor de todos sus compañeros, ya que se exponía a la negativa de algunos de los ediles, corriente liderada por Granados, que abogaba por un cambio de rumbo más radical tras la marcha de la secretaria provincial del PSOE de la política municipal tras cinco años como líder de la oposición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios