El PTA tendrá un sistema pionero de identificación de niños en su guardería

  • Dos empresas de la tecnópolis, Ingenia y Premo, implantarán un proyecto piloto en el que los padres podrán controlar a los pequeños por radiofrecuencia en internet

Comentarios 0

Los niños de la guardería que tiene el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) estarán en unos meses, si cabe, aún más vigilados, gracias a la implantación como proyecto piloto de un sistema de localización e identificación de personas a través de radiofrecuencia que desarrollarán las empresas malagueñas Premo e Ingenia.

El proyecto, que podría empezar a funcionar en el segundo semestre de este año, es sencillo de explicar pero difícil de ejecutar. A los niños se les pondrá una etiqueta de radiofrecuencia en una pulserita y, a los más bebés, se les coserá al babero. Esas etiquetas emiten unas señales que son captadas por cámaras de vídeo especiales que serán instaladas en la guardería. El padre o la madre, u otros familiares, de cada uno de los niños podrá conectarse a internet y, a través de un código específico y secreto, detectar la señal que emite la etiqueta que lleva su hijo. La cámara directamente enfocará al pequeño por un tiempo determinado.

Carlos del Val, jefe de productos de Ingenia, asegura que estas etiquetas no tienen ningún efecto nocivo para los niños. "La señal que emiten es muy baja, muchísimo más que la de los teléfonos móviles y por ahora ningún estudio ha demostrado que éstos últimos sean perjudiciales. Además, seguramente, el sistema ni siquiera llevará batería, será simplemente el metal y todos los metales emiten una mínima señal que no es peligrosa", afirma Del Val, quien señala que este sistema lleva diez años utilizándose en Estados Unidos.

Superado este posible problema, los técnicos de ambas empresas tienen ante sí varios retos. El primero es atender a todos los criterios que exige la Ley de Protección de Menores y encriptar los sistemas para que sólo los familiares directos puedan ver a sus hijos, evitando así posibles injerencias de pederastas u otras personas que tengan malas intenciones.

El segundo es poder hacer frente a la fuerte financiación que requiere el proyecto y que podría ascender a unos 100.000 euros, por lo que Ingenia y Premo -ambas situadas en el PTA- están buscando subvenciones y negociando un acuerdo marco en el que se clarifiquen las inversiones a realizar por cada compañía.

Premo está especializada en la fabricación de sistemas de radiofrecuencia que comercializa en medio mundo para compañías automovilísticas o de identificación animal, entre otros, y, hasta noviembre del año pasado, facturó 27 millones de euros. Por su parte, Ingenia es una de las firmas señeras del PTA ya que fue una de las ocho primeras en instalarse en la tecnópolis, allá por 1992. Liderada por José Blanco, tiene 300 empleados y sedes en Málaga, Sevilla, Barcelona, Ronda y México, habiendo trabajado durante todo este periodo con numerosas instituciones públicas y privadas en el desarrollo de soluciones tecnológicas. La guardería del PTA será uno de sus próximos trabajos.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios