Padres de Rincón dicen que los centros no soportan más aulas prefabricadas

  • Las AMPA critican a Educación por el "abandono" de las infraestructuras · En el colegio de La Leala, en Benalmádena, llevan seis años con clases en barracones

Comentarios 5

En Rincón de la Victoria, la pregunta que se hacen los padres es porqué la Consejería de Educación los tiene "abandonados". "Todos los años nos vemos igual", repiten las presidentas de las AMPAS que pese a la crítica situación que vive el municipio, "siguen esperando una respuesta de la Delegación". Para este curso se han habilitado una decena de aulas prefabricadas para acoger a los niños de tres y cuatro años, y los centros escolares, el menos perjudicado, tiene una línea más de la que estaba contemplada inicialmente. El CEIP Josefina Aldecoa de Torre de Benagalbón ha pasado desde que se inauguró, hace apenas dos años, de tener dos cursos (C2) por nivel a seis (C6). Este centro junto al Gregorio Marañón son los casos más paradigmáticos. Las ampas no han tenido más remedio que unirse "para luchar por los intereses de sus hijos".

El colegio Josefina Aldecoa sólo podría descongestionarse si este año se licitase el de Lo Cea, aunque parece poco probable dado los problemas que la Consejería ha encontrado en el suelo cedido por el Ayuntamiento. Hay hasta cuatro clases para niños de cuatro años y tres para los más pequeños. Además existen barracones que dependen de este centro situados junto al edificio de Policía, Bomberos y Protección Civil. "Estamos saturados y sin solución para el próximo año. Actualmente hay dos clases de niños de cuatro años y tres de cinco que tienen que subir dos tramos de escaleras prohibidos por ley. Están ocupadas las 18 aulas, así que cuando los niños de las prefabricadas entren en el centro el año que viene, nos quedaremos sin biblioteca, sin sala de usos múltiples o de psicomotricidad", dijo la presidenta del AMPA, Lidia Montes.

"El problema ya no lo tiene un colegio en el municipio, ahora lo tienen todos", subrayó Keka González de Lara, presidenta del ampa Gregorio Marañón que recalcó que todas las asociaciones de padres se han unido "ante la carencia de equipamientos y de personal de la localidad". "Vamos a esperar por si después de tantos años licitan por fin el de Parque Victoria, si no está abierto para septiembre tendremos que iniciar más movilizaciones", añadió la presidenta quien incidió en que "la Cala del Moral no soporta más prefabricadas, ya no hay suelo ni para ellas".

En el colegio La Leala, de Benalmádena, las aulas prefabricadas ya llevan seis cursos. En ellas albergan dos clases de Infantil de 3 años con un total de 23 niños en cada una. "Hemos tenido incluso 26 críos por aula", subraya el director del centro, Alejandro Lacal, que indica que se trata de una cifra "muy elevada". "Al principio nos sentó muy mal, lo de las aulas parecía tercermundista, pero dentro de lo que cabe, no pasan frío ni calor", cuenta una madre, no sin antes indicar que los inconvenientes llegan en época de lluvias, ya que, además de las goteras que se forman, la cubierta de chapa que hay en el patio de Infantil "sale volando" cada vez que hace mal tiempo. Además, al carecer de porche, en los meses de más calor, los pequeños tienen que ponerse protector para no quemarse durante la clase de gimnasia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios