Padres de un colegio piden solución frente a productos tóxicos

Los padres del colegio de educación infantil San Sebastián de Coín denunciaron ayer la "gran alarma" que existe entre ellos "ante la presencia al aire libre de productos tóxicos cercanos al centro escolar". Los hechos, según precisó Inmaculada Marmolejo, presidenta de la AMPA Mercadillo del Centro Infantil San Sebastián, se remontan al pasado mes de diciembre, cuando se produjo, señaló, un derribo de un edificio en un solar anexo a la escuela infantil, que pertenece y es titular la Cámara Agraria Provincial de Málaga. Según precisó, este edificio se utilizaba como almacén "donde se expedían a granel pesticidas".

Los padres aseguran que, tras el derribo, quedó en el ambiente "un olor a pesticida de forma alarmante y se teme seriamente sobre la salud de los alumnos de la escuela y los vecinos que viven junto al solar. De ahí que exista "una gran incertidumbre y alarma social al no tener informes oficiales relacionados con la presunta contaminación tóxica y los posibles efectos sobre la salud". En un comunicado emitido, reconocen que, desde que la asociación realizó presiones, las administraciones competentes, a partir de principios de la semana pasada "empezaron a actuar": primero "cerrando el centro desde el miércoles 11 de febrero, y segundo retirando parte de la tierra supuestamente contaminada este mismo fin de semana". Sin embargo, critican que la AMPA "no ha recibido informe alguno que aclare el estado de esas tierras y el problema que pudiera o ha podido ocasionar a la seguridad y salud de los alumnos, docentes y vecinos que han estado expuestos a ellas durante todos los días en los que los olores se manifestaron con intensidad".

Asimismo, piden una solución "definitiva" para garantizar la seguridad y la salud de las personas afectadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios