El Palacio de Ferias tendrá 2.000 metros de paneles fotovoltaicos

  • La instalación tendrá una potencia de 100 kilovatios. El Ayuntamiento cuenta ya con trece plantas de este tipo y está impulsando otras trece en edificios públicos y colegios

Un paso adelante en el uso y producción de energía renovable. Eso es lo que pretende hacer el Ayuntamiento de Málaga con un impulso decidido por la instalación de plantas fotovoltaicas en buena parte de los edificios de titularidad municipal y con las que se pretende, a lo largo de 2008, lograr una potencia semejante a la que consumen al año 130 viviendas de la capital de la Costa del Sol. Ello será posible sumando los registros de las instalaciones ya en funcionamiento y aquellas otras que se quiere implantar a lo largo de este ejercicio.

Según los datos aportados por la Agencia Municipal de la Energía, son realidad trece plantas de este tipo en otras tantas sedes municipales, a las que en los próximos meses se irán agregando otras trece en dependencias públicas y, especialmente, en colegios de la ciudad. Estos dispositivos garantizarán, fundamentalmente para el consumo de esas construcciones, una potencia de 208 megavatios, lo que equivale a 353.600 kilovatios hora al año (consumo de unas 60 viviendas)

En el marco de la estrategia a corto plazo diseñada por el equipo de gobierno destaca la idea de implantación de paneles fotovoltaicos en el Palacio de Ferias y Congresos, con unas dimensiones que alcanzarán los 2.000 metros cuadrados. En esta localización, la finalidad pasa por garantizar 100 kilovatios, lo que equivale a 170.000 kilovatios hora durante un año, justamente la electricidad media de 28 hogares en doce meses.

No obstante, el plan de intervención diseñado por la Agencia Municipal de la Energía, denominado Fover, cuyo periodo de ejecución es 2008-2013, prevé la ampliación de este mapa de paneles con una inversión de 1,8 millones de euros para el presente año y de 12 millones para los próximos cinco años. En 2008, el objetivo puesto sobre la mesa pasa por sumar a los 208 kilovatios de potencia ya en marcha otros 250 kilovatios más, para lo que se proyecta instalar plantas en una veintena de edificios públicos más y en las pérgolas de los paseos marítimos.

Fuentes municipales subrayaron que la intención del Consistorio con este tipo de intervenciones no es tanto generar electricidad por fuentes renovables, sino "divulgar y concienciar a la ciudadanía y los escolares de las bondades de las tecnologías renovables". Con este fin, el Ayuntamiento organiza un programa divulgativo entre los estudiantes de los colegios en los que se van a implantar estos dispositivos, que podrán comprobar in situ cómo generar energía eléctrica a partir de la luz solar.

Otro de los beneficios de este tipo de energía renovable es la reducción de CO2 que conlleva. De acuerdo con los datos del equipo de gobierno, las trece plantas fotovoltaicas ya instaladas evitan ya la emisión de más de 40 toneladas de CO2 a la atmósfera al año, a las que sumarán otras cien toneladas anuales por parte de los otros trece equipamientos próximos.

130

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios