El jefe de Parques de Marbella, libre aunque su área avaló 147.000 euros en facturas falsas

  • El tribunal argumenta que los pagos los ejecutaba en 2003 una entidad municipal ajena

El área de parques y jardines del Ayuntamiento de Marbella pagó en 2003 tres facturas falsas por importe de 147.000 euros a empresas inactivas por trabajos que nunca realizaron. Sin embargo, el jefe de este departamento en aquella época, Antonio Sarmiento, ha sido absuelto del delito de estafa y falsedad por el que la Fiscalía de Málaga le pedía seis años de prisión.

El tribunal, en cambio, sí condena a dos años y nueve meses de prisión y 12 meses de multa a razón de 10 euros diarios por estos hechos al empresario José Antonio Cardós, cuyo nombre ya saltó en los años 90 en la investigación de un macro fraude de IVA.

El tribunal le ha aplicado la atenuante de confesión porque siempre ha reconocido que a través tres sociedades inactivas de las que era titular libró facturas que en conjunto sumaban 147.000 euros por trabajos que jamás realizó para el área de parques y jardines del Ayuntamiento de Marbella. Las facturas fueron pagadas por la empresa municipal Gerencia de Compras y Contratación, la entidad creada por Jesús Gil para centralizar pagos. Su enlace en el Ayuntamiento era un tal Rafael, aunque no se ha podido determinar su identidad completa.

El tribunal indica que el jefe de parques y jardines, Antonio Sarmiento, había realizado dos informes previos y preceptivos en los que proponía que se contratara un tratamiento para eliminar la procesionaria de los pinares del municipio y se atacaran las plagas de pulgón, oídio y araña roja detectadas en los árboles y arbustos públicos.

Estos trabajos se realizaron, de acuerdo con lo estipulado por el tribunal que, no obstante, lo único que tiene claro es que no los ejecutó ninguna de las sociedades de Cardós Pastor, aunque cobraran por ello.

En la sentencia se precisa que "no ha resultado acreditado cuál fue la empresa" que los llevó a cabo, "no pudiendo afirmarse" tampoco si las fumigaciones las realizaron trabajadores municipales o de empresas externas.

Aunque se emitieran facturas falsas por trabajos no realizados, apoyados en un informe previo de Sarmiento, el tribunal exime de cualquier responsabilidad al ex jefe del área de parques y jardines porque "no tenía disponibilidad alguna de fondos, siendo competencia exclusiva de la Gerencia de Compras el hacer efectivos los pagos, ya no solo a las empresas que hacían trabajos para el Ayuntamiento de Marbella, sino también en la compra de material que necesitaba el personal del Ayuntamiento".

Agrega también que "no ha resultado acreditado" que Sarmiento "tuviese conocimiento de que las tres empresas no habían llevado a cabo los trabajos" pues aunque supervisaba las facturas que se remitían a la Gerencia de Obras, esta labor en realidad la ejecutaban los administrativos de este departamento y la tutelaba el concejal del área.

El tribunal subraya que no aprecia en la actitud de Antonio Sarmiento nada susceptible de ser considerado delito "máxime teniendo en cuenta la situación de descontrol en la que se encontraba el Ayuntamiento de Marbella en el año 2003".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios