Patronal y sindicatos estrechan lazos en un "momento crítico"

  • La CEM, CCOO, UGT y la Diputación destacan el "éxito" del acuerdo social suscrito hace dos años · Casi un centenar de instituciones locales apoyan sus reclamaciones

El pacto social entre empresarios y sindicatos es necesario en cualquier sociedad moderna pero ahora se ha vuelto imprescindible para evitar altercados en la mayor crisis laboral de esta provincia en el último siglo. Ambas partes son conscientes de este "momento crítico" y están haciendo todos los esfuerzos posibles para paliarlo, hasta el punto que, con el apoyo de la Diputación, desarrollan desde hace dos años un acuerdo pionero llamado de Responsabilidad Social por la Economía, la Innovación y el Empleo en la provincia de Málaga.

Se establecieron 15 objetivos generales con 70 líneas estratégicas y ya hay algunas ideas que se están ejecutando y otras están en fase de análisis. Javier González de Lara, vicepresidente de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM), explicó que, por ejemplo, en el acuerdo "se ha generalizado la decisión de eliminar las garantías provisionales a las pymes en la contratación pública o ya se están haciendo acciones vinculadas a la reducción de la morosidad".

En la elaboración del informe están participando 40 personas y no se tendrá el diagnóstico definitivo hasta finales de año. No obstante, ya han conseguido que se adhieran 75 ayuntamientos de la provincia y una quincena de instituciones entre las que se encuentran la Junta de Andalucía, el Gobierno, la Fundación Ciedes, el Parque Tecnológico de Andalucía o varios grupos de desarrollo rural, entre otros.

Ya se ha realizado una red y guía de espacios productivos, en especial de polígonos empresariales provinciales, así como el fortalecimiento del Instituto Provincial de la Energía o la puesta en marcha del Observatorio Socio-Económico de la Provincia, entre otras. También se están elaborando varios dictámenes y un pacto local por el empleo en Benalmádena, Fuengirola o Mijas. Otro de los objetivos es crear una oficina provincial de inversiones en la que, según González de Lara, "ya se ha hecho un inventario detallado del suelo productivo para los emprendedores". La Diputación ha sido el impulsor político de este pacto y según su presidente, Salvador Pendón, la intención es "trasladar a los ciudadanos una sensación de tranquilidad y confianza en un momento como este". El vicepresidente de la CEM añadió por su parte que "hay que crear un marco estable que genere certidumbre en una crisis que está siendo muy intensa, larga y con altas tasas de desempleo".

Los sindicatos también mostraron su satisfacción por los acuerdos alcanzados. Antonio Herrera, secretario general provincial de CCOO, recordó que en la provincia se podrían generar 17.000 empleos en servicios sociales y escolarización y exigió un mayor impulso al Plan de Rehabilitación de Viviendas. Manuel Ferrer, secretario general provincia del UGT, afirmó que el pacto se está desarrollando "en el momento más difícil de la crisis" y abogó porque siga en los próximos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios