Tribunales

Pena de 45 años al asesino en serie que mató a dos mujeres en un mes

  • Asestó 18 puñaladas a cada víctima en dos citas tras asistir a su casa y después les robó.

Comentarios 0

Los investigadores estaban convencidos de que se enfrentaban a un asesino en serie en la Costa del Sol. Y así le conocían. El Tribunal Supremo ha confirmado la condena de 45 años de cárcel que había sido impuesta por la Audiencia Provincial de Málaga a un ciudadano alemán por la muerte a cuchilladas de dos mujeres en Mijas y en San Pedro de Alcántara, en Marbella.

El primer caso se remonta al 10 de agosto de 2011 en el complejo Alhamar, en Mijas Costa, cuando el individuo, según consta en los hechos probados, contactó por teléfono con una de las víctimas, argentina y de 45 años, para mantener relaciones sexuales. Una vez que se encontraba en el interior de la vivienda, sacó un cuchillo y comenzó a agredirla "hasta acabar con su vida".

Le asestó, reza la sentencia, hasta 18 cuchilladas en el tórax, en los brazos y en las caderas. Además, le hizo un nuevo en el cuello con una funda de almohada. A continuación, se apoderó de dinero en efectivo, varias tarjetas de crédito y dos teléfonos móviles. Fue, posteriormente, con su pareja a una sucursal bancaria a sacar 200 euros, aunque no ha quedado acreditado que ésta tuviera conocimiento de lo sucedido.

No había transcurrido un mes cuando volvió a atacar a otra mujer, de origen ecuatoriano y 47 años. Lo hizo siguiendo el mismo modus operandi. Concertó una cita con ella para un encuentro sexual. En esta ocasión, la maniató con una cuerda con la intención de "impedir cualquier posibilidad de defensa". Cogió entonces un objeto cortante, con el que le propinó 18 golpes, dos de ellos en el cuello. Como en la vez anterior, sustrajo a la víctima el dinero que tenía, un móvil y también las tarjetas. Tras ello, se dirigió a recoger a su pareja e hizo varias extracciones. No lo consiguió.

El hombre ha sido condenado a la pena de 15 años de prisión como responsable de un delito de homicidio y a otros 20 por uno de asesinato. Es considerado también autor de dos robos con violencia en el interior de vivienda a cuatro años por cada uno de ellos. A estos se suma otro delito de falsedad en documento público y contra la seguridad vial, por los que se le condena a dos años y cinco meses más. En el caso de su pareja, la Sala de lo Penal estima su recurso y modifica parcialmente la sentencia recurrida.

El individuo deberá indemnizar a cada uno de los tres hijos de la primera mujer a la que mató con el pago de 150.000 euros "por el daño causado por la muerte de su madre" y a 1.000 por los perjuicios económicos. Tiene que asumir también otros 150.000 euros al hijo de la segunda víctima como consecuencia "del daño moral causado".

La sentencia dictada por la Audiencia, y que el Supremo confirma, recoge que queda absuelto del homicidio de una tercera mujer del que le acusaba el Ministerio Fiscal al no resultar "suficientemente acreditado" que, entre los días 26 y 27 de agosto, le causase la muerte.

Un alemán que se hacía pasar por irlandés

Vivía en España utilizando una identidad falsa. Se hacía pasar por Martín Spratt y disponía de un pasaporte irlandés que carecía de autenticidad. El asesino viajaba habitualmente en un vehículo de alta gama con un permiso de conducir francés al que, según ha quedado acreditado, incorporó su fotografía. Nació en Alemania, aunque tiene nacionalidad marroquí, y cumplió en su país una condena de 16 años de prisión por entrar a robar en una casa y matar a una mujer. Posteriormente, en 2006, se trasladó a Marruecos, donde permaneció un tiempo y luego se desplazó a España. Tras los dos últimos crímenes, los forenses relataron al tribunal que antes de comenzar el examen psiquiátrico, el individuo reconoció haber matado a dos mujeres y les explicó que después sintió ansiedad y nerviosismo.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios