Pena de nueve meses de cárcel por quebrantar una orden de alejamiento

Un hombre ha sido condenado por la Audiencia Provincial de Málaga a nueve meses de prisión por un delito de quebrantamiento de condena después de ser sorprendido en el domicilio de su expareja, pese a tener una orden de alejamiento que le prohibía acercarse a la misma ni mantener contacto.

El acusado tenía impuesta una pena dictada por un juzgado de Málaga en la que se le prohibía acercarse a su expareja o comunicarse con ella por cualquier medio durante un año y cuatro meses, pena que fue aceptada por el acusado y advertido de sus consecuencias.

Pese a ello, el procesado "siendo conocedor de las consecuencias que su incumpliento conllevaba" el 31 de octubre de 2013 se encontraba con su expareja en el domicilio, con la que había reanudado la relación y convivencia,tal y como afirma la sentencia.

El hombre fue identificado en el lugar por agentes de la Policía nacional en un control de vigilancia rutinario, que se realiza con todas estas clases de sentencias para asegurar su cumplimiento.

La sentencia fue dictada por el Juzgado de lo Penal número 12 de Málaga y ahora la Audiencia Provincial la ratifica y condena al procesado al pago de las costas que se hayan producido con el recurso presentado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios