"Pensé que era una ambulancia y me aparté para dejarle paso"

  • Uno de los conductores arrollados por el joven que ayer se dio a la fuga tras robar un vehículo en un lavado relata el incidente, en el que siete coches sufrieron daños

"Estaba parado en un semáforo cuando de repente escuché una sirena y me aparté para dejarle paso pensando que era una ambulancia. Eso hizo que mi coche sólo sufriera algunos arañazos". Es la narración de lo que vivió el sábado uno de los conductores que resultó afectado por la persecución policial que protagonizó un joven que se dio a la fuga tras robar un vehículo en una gasolinera de los Baños del Carmen de Málaga capital.

Mario (nombre ficticio) recuerda que eran poco antes de las 13:00 del mediodía cuando ocurrió todo. Su coche estaba parado en el carril izquierdo del semáforo que hay en el cruce de la Avenida Héroe de Sostoa con la Avenida de Europa, antes de subir el puente de Juan XXIII, cuando escuchó a lo lejos una sirena.

Pero apenas tuvo tiempo de apartarse a un lado cuando vio aparecer al Seat Toledo robado justo detrás de él. "A mí me empujó hacia delante y le hizo varios arañazos a mi coche, aunque la peor parte se la llevó el vehículo que estaba parado a mi derecha que le hundió la chapa del lateral", contó ayer a este periódico.

Fue en cuestión de segundos, pero aún así tuvo tiempo de mirar por el espejo retrovisor de su coche y verle la cara al joven. "Parecía un chico normal y no creo que tuviera más de 25 años", aseguró.

Ni Mario ni el conductor que estaba a su lado se lo pensaron dos veces y salieron tras el coche de la Policía Local que perseguía al ladrón. Según este afectado, el hecho de que a esa hora hubiera mucho tráfico en la zona hizo que el joven no pudiera ir a "más de 50 ó 60 kilómetros por hora". Aunque eso no le impidió arrollar a otros cinco coches, a los que causó graves daños, más hasta que se empotró contra la mediana del cruce del Camino de San Rafael.

"Intentó adelantar por la izquierda a un coche que le impedía el paso y fue cuando se subió en la mediana, pero el coche se quedó encajado y tuvo que huir corriendo", explicó.

Todos los afectados denunciarán hoy los hechos ante la Policía Nacional para reclamar los daños. Afortunadamente todo quedó en un susto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios