Perseguido por tierra y aire

  • Un ciudadano persigue e indica a la Policía Nacional por dónde escapaba un ladrón, mientras el helicóptero policial lo atosigaba desde las alturas

La escena podría haber abierto el informativo de cualquier televisión norteamericana. El tironero huía al ser acosado desde el aire por el helicóptero de la Policía Nacional mientras buscaba una vía de escape en la barriada de Los Palomares. Pero esta persecución aérea, ocurrida el martes en Málaga, tiene un factor de colaboración ciudadana que aumenta su espectacularidad y que la dotaría de un lugar preferente en un programa de vídeos de impacto. Un grupo de personas que presenció el robo del ladrón se enfrentó a él, mientras que un transeúnte, que lo siguió cuando éste huyó tras amenazar con un cuchillo a los improvisados agentes, estuvo en contacto con la sala del 091 para informar de las calles por las que escapaba. La ayuda de estas personas posibilitó su detención.

La secuencia de los hechos se inició poco antes de las 12.30 del martes, cuando el ladrón, J. S. N., de 34 años, se encontraba en el centro y dio un tirón a una mujer, que trató de resistirse y que acabó lesionada en el suelo. Un grupo de viandantes que se encontraban en las proximidades observó el robo y se enfrentó al delincuente, hasta el punto de poder arrebatarle el bolso y devolvérselo a la víctima. Éstos trataron de retenerlo mientras llegaba una patrulla policial, pero J. S. N. se revolvió y esgrimió un arma blanca con la que los amenazó para que lo dejasen escapar.

Fuentes policiales señalaron que el delincuente emprendió la huida sintiéndose a salvo, pero no era consciente de que le seguía una sombra a la que segundos después se uniría un pájaro.

Un ciudadano que también presenció el intento de robo comenzó a seguirlo a una distancia prudencial y telefoneó a la sala del 091. Éste fue dando indicaciones de por dónde escapaba el ladrón mientras se ponía en marcha el operativo policial.

A los agentes de la brigada de Seguridad Ciudadana se unieron los que pilotan el helicóptero de la Policía Nacional, que gracias a la información facilitada por el ciudadano pudieron fijar a su objetivo desde las alturas.

J. S. N. se adentró en la barriada de Los Palomares buscando una colaboración que le permitiese escapar y que nunca llegó. Los policías, que actuaron con gran rapidez y coordinación, cercenaron cualquier posibilidad que rompiese el cerco establecido y finalmente acabaron capturándolo.

La Comisaría Provincial informaba ayer de que el detenido es un conocido delincuente habitual que cuenta con numerosos antecedentes policiales, tanto por robo con violencia e intimidación como por robo con fuerza.

Las citadas fuentes destacaron la gran ayuda prestada por los ciudadanos, que facilitó sobremanera el arresto de este individuo, incluso cuando éste mostró su lado más violento al amenazarlos con un arma blanca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios