Málaga

Peticiones para todos los gustos

  • Miles de personas se manifestaron ayer por las calles de Málaga con motivo del Primero de Mayo · Reclamaron mejoras salariales y de seguridad, una solución para Vitelcom y hasta para Palestina o el Tíbet

Comentarios 2

La mañana estaba soleada e invitaba al paseo y si, aprovechando el momento y la festividad del Primero de Mayo, se podía gritar a los cuatro vientos para reclamar mejoras salariales, de seguridad laboral, una solución para Vitelcom, el cierre del centro comercial Vialia en domingos y festivos, la Tercera República y hasta la liberación de Palestina y el Tíbet, mejor que mejor. La manifestación convocada por el Día Internacional de los Trabajadores fue un éxito ayer, al margen del habitual baile de cifras. Según los sindicatos acudieron 7.000 personas y según la Policía Local entre 2.500 y 3.000. En cualquier caso, la mañana estuvo bastante animada y, por momentos, recordó a una peculiar Cabalgata de Reyes, pero en lugar de carrozas había varios grupos separados por unos metros de distancia con sus respectivas pancartas y con distintas reivindicaciones.

Carlos Traba estaba en el primer grupo, junto a la cabecera oficial que portaba una pancarta bajo el lema Es el momento de la igualdad, el salario digno y la inversión productiva. Lleva 20 años conduciendo camiones y acude a esta manifestación desde 1990. Denunció que en su sector "nos han congelado la antigüedad y nos han quitado derechos. Dicen que hay mucha gente en la calle por la crisis económica, pero yo llevo hasta dos camiones diarios". Traba también aseguró que "llevamos muchas mercancías peligrosas por cuyo transporte no nos pagan" y señaló que no se pierde una manifestación porque "somos los trabajadores los que tenemos que reivindicar tener un trabajo más digno, más salario o más igualdad".

La situación de María José Doña es distinta. Y muy preocupante. Trabajaba, junto a su marido, en Vitelcom y ayer no quiso perder la oportunidad del Primero de Mayo para, acompañado por otro centenar de compañeros de la empresa, mostrar su rechazo a la situación en la que han quedado después de que Hyundai retirara su oferta. "Llevamos un año y medio sin trabajar y ahora ya estamos directamente en el paro. Los dos tenemos 36 años y es muy difícil encontrar un empleo porque la situación en general está muy mal", dijo esta ex trabajadora del fabricante de teléfonos móviles, quien es una habitual a esta celebración laboral. Doña destacó que asiste todos los años y ayer incluso estaba acompañada de sus tres hijos, de los cuales uno era un bebé que iba en el carrito.

Para Hernán García, un boliviano de 33 años, la de ayer fue su primera manifestación laboral en Málaga. Llegó hace tres años y, junto a dos hermanos, ha estado trabajando en la construcción aunque ahora está en el paro. Vino, según él, "para tener un futuro mejor" y confía en poder traer algún día a su hijo desde el país suramericano "aunque "con la situación económica actual va a ser difícil". Señaló que, por ahora, "estoy más o menos contento, aunque es bueno venir a estos actos para reclamar un trabajo digno y mejores sueldos".

Juan Carlos Lomeña, delegado provincial de Empleo, también asistió al acto y reconoció que "aún queda mucho por hacer para mejorar la precariedad en los contratos o para prevenir los riesgos laborales", si bien afirmó que, pese a las muertes consecutivas que ha habido, "la tendencia es a la baja".

La manifestación se inició en la Alameda de Colón y acabó en la Plaza de la Constitución. Allí, sobre una tarima y rodeados de banderas, los secretarios provinciales de UGT, Manuel Ferrer, y CCOO, Antonio Herrera, celebraron la jornada festiva y apelaron a la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores. Ferrer dijo que "es el momento para luchar y mostrar solidaridad", mientras que Herrera criticó que "los trabajadores de Vitelcom han sido estafados" y pidió a la Junta de Andalucía "que asuma la responsabilidad". Para acabar todos cantaron La Internacional y el Himno de Andalucía y, de ahí, cada uno a su casa o a comer a la calle, que el clima invitaba a ello.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios