Piden al Obispado que intervenga en el conflicto de la cofradía del Cautivo

  • El hermano mayor suspendió el cabildo que se celebraba el pasado lunes, después de que una hermana le llamara "sinvergüenza"

La situación interna de la cofradía del Cautivo atraviesa un momento álgido desde la suspensión del cabildo de hermanos celebrado el pasado lunes tras las disputas vividas entre algunos cofrades durante la celebración de la asamblea. El hermano mayor de la corporación nazarena, Juan Bautista Jiménez, ha destacado que el Obispado de Málaga está informado de todos los acontecimientos vividos y le ha pedido que actúe, pero que aún no ha tomado ninguna decisión en una situación muy complicada para la vida interna de la hermandad.

La celebración del cabildo ordinario de salida venía acompañada de polémica desde el principio. Según hermanos presentes en el acto, ya en la oración inicial el murmullo general dificultaba su correcta celebración, llevando al director espiritual del Cautivo a llamar la atención a los hermanos por su comportamiento. Uno de los puntos del día consistía en aprobar los presupuestos del año, para lo que un grupo de hermanos pidió que se hiciese por votación secreta. Mientras se realizaba dicha votación, una hermana que se acercaba a la mesa presidencial a votar llamó "sinvergüenza" al hermano mayor, lo que llevó al máximo dirigente a decidir la suspensión del cabildo y alertar a la Policía "como medida de prevención, para evitar que el conflicto continuase", como ha relatado Bautista a este medio.

Actualmente, la hermandad se encuentra esperando una respuesta por parte del Obispado, tema sobre el que el hermano mayor anuncia que "actualmente no tenemos constancia de que vayan a realizar nada". Hasta la fecha, el Obispado de Málaga no ha hecho pública ninguna determinación al respecto.

El ambiente interno de la hermandad es convulso desde la dimisión de Juan Partal como hermano mayor en el mes de noviembre de 2014, tras la llamada de atención por parte del Obispado por la situación interna de la cofradía y el proceso de divorcio en el que se encontraba. En ese momento era Juan Bautista quien se hacía cargo de la cofradía hasta la convocatoria de elecciones, que se darían una vez finalizada la Semana Santa del presente año. Durante la presentación del techo de palio de la Virgen de la Trinidad, el pasado día 13, se produjeron otros incidentes entre varios hermanos que no llegaron a mayores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios